• https://wapa.pe/mascotas/1512974-mascotas-redes-sociales-perro-enternece-salvar-vida-cerdito-criarlo-cachorro-perros-facebook-animales-fotogaleria

Perrita le salva la vida a un cerdito al cuidarlo como si fuera su hijo

Conoce la tierna historia de un chanchito abandonado que fue rescatado cuidado por una perrita.

Un acto de amor que nos enseña que los animalitos pueden querer sin distinciones. Esta es una hermosa historia que se ha vuelto viral en Facebook y es de una perrita de Rhodesian Ridgeback quien cuida a un pequeño cerdito como si fuera su propio hijo.

Katjinga es una perrita de 8 años que asumió su labor como madre al cuidar de una cerdita, quien había sido abandonada por su familia a los pocos días de nacida. Pero, afortunadamente, encontró una nueva mamá al lado de Katjinga después de que ésta decidiera adoptarla.

La enorme perra Katjinga quien vivía en una granja de Hoerstel, Alemania, junto a sus dueños Roland Adam y su esposa Editar de 54 y 44 años respectivamente, fueron quienes encontraron a la pequeña cerdita debatiéndose entre la vida y la muerte.

La cerdita quien fue bautizada como Paulinchen, fue encontrada totalmente débil y luchando por sobrevivir, por lo que al ver esto, Roland decidió llevársela a la granja y fue puesto al cuidado de la perrita, quien la recibió como parte de su familia.

“Los cerdos salvajes corren en nuestras tierras y la cerda había dado a luz a una camada de cinco en nuestro bosque. Encontré a Paulinchen sola y cuando la levanté estaba muy fría. Estaba seguro de que algunos zorros seguramente acabarían con la cerdita esa misma noche, así que la llevé a mi casa y se la di a Katjinga. Acababa de dar a luz a una camada, que ahora tienen 10 meses, así que pensé que había una posibilidad de que asumiera las tareas de cuidar de ella”, contó Roland.

Tras el recibimiento, lo dueños de la granja vieron que como estos dos animalitos se acurrucaban y demostraban que no existen diferencia en las especies para amar y ayudar, ya que Katjinga incluso amamanto a su nueva hija adoptada como si se tratara de uno más de sus bebés.

“Katjinga es la mejor madre que se pueda imaginar. Se enamoró de la pequeña cerdita. De inmediato se puso a limpiarla como si fuera uno de sus propios cachorros. Días después, ella comenzó a producir leche de nuevo para amamantar a la cerdita. Era evidente que la consideraba su propio bebé”, explicó el dueño de la granja.

Te puede interesar