Conoce los cuidados postoperatorios que todo perro necesita

Si tu perro ha tenido una operación quirúrgica, te enseñamos los cuidados que debes realizar con tu mascota.

Si nuestro perro va a ser intervenido en una cirugía o lo ha sido recientemente, toma atención a unos correctos cuidados postoperatorios, ya que es importante para poder estimular una recuperación mucho más rápida y eficaz.

La correcta recuperación y cicatrización también va a depender en gran medida de los cuidados postoperatorios que reciba la mascota.

Éxito en la recuperación del can

Luego que el veterinario le de alta a la mascota, es el momento en el que empiezan los cuidados de salud. El perro estará muy débil, frágil y vulnerable, por lo que es necesario que tengas paciencia y vayas ayudando en su recuperación, poco a poco señala el portal "Ok diario".

El primer consejo es evitar que el perro se lama las heridas; si bien la saliva tiene un carácter antiséptico, el constante roce puede romper los puntos y demorar la recuperación. Para evitarlo, puedes utilizar un collar especial, que impide que el can hurgue en la herida.

Limpieza de la herida y curas

En todo caso, el veterinario te indicará si es vital, y con qué frecuencia se debe limpiar la herida de la operación quirúrgica. La limpieza suele hacerse con un antiséptico y una gasa para evitar cualquier futura infección en la piel.

Del mismo modo, también nos informará el especialista en mascotas acerca de si es conveniente que el animal tome algún tipo de medicamento especial, o incluso algún analgésico si el perro sufre molestias y dolores frecuentes.

Si la herida tiene notorios cambios desfavorables, lo recomendables es acudir con el médico de la mascota.

Otros factores

Son muchos los factores que están relacionados con un tratamiento postoperatorio. Por ejemplo, es usual que la mascota operada pierda el apetito tras una intervención, por lo que una correcta hidratación sí es esencial.

Poco a poco el perro irá recobrando las ganas de comer. Por ello, lo aconsejable es balancear la alimentación al estado en el que se encuentra. Lo mismo pasa respecto al ejercicio físico; el can debe permanecer en reposo al menos un par de días, para evitar la rotura de tejidos y de puntos de la herida.

Wapa, es necesario que realices cada indicación que te mencione el veterinario. Recuerda que también es un momento difícil para nuestra mascota. No obstante, tu amigo de cuatro patas se irá recuperando con los cuidados y amor que le brindes. 

Te puede interesar