¿Cómo debe alimentarse un paciente que tuvo COVID-19?

Especialista reveló los alimentos que debemos consumir y su importancia para el proceso de recuperación.

La alimentación de un paciente que tuvo COVID-19 es de vital importancia para el proceso de recuperación, pues necesita un régimen de alimentación balanceada que asegure los nutrientes y energía suficiente a su organismo, afirma Milagros Merino, nutricionista del Policlínico Universitario de la UDEP, quien brinda una serie recomendaciones nutricionales para la rehabilitación total de este tipo de pacientes. 

Para Merino, una persona que está en proceso de recuperación de la enfermedad debe mantener un peso adecuado, consumir vitaminas y minerales que fortalezcan las defensas naturales del organismo.

Por ello, la nutricionista de la Universidad de Piura refiere que las pautas a seguir, para recobrar el buen estado nutricional perdido durante la enfermedad, deben ser las siguientes:

1.      Consumo de carbohidratos, de manera diaria y en porciones adecuadas. Es recomendable disminuir la ingesta de alimentos con alto contenido de harinas preparadas. Se pueden reemplazar con cereales integrales que aportan fibra y mejoran la salud intestinal.

2.      Consumo de proteínas, porque estas fortalecen los músculos y forman las defensas naturales del organismo. Se debe incluir carnes, vísceras, pescado y huevo en la alimentación diaria.

3.      La hidratación es fundamental en este proceso, ya que compensará la pérdida de líquidos y minerales que se da durante los episodios de fiebre, sudoración y diarrea. Se sugiere la ingesta de, al menos, 8 vasos de agua al día, incluso aunque no se tenga la sensación de sed. La hidratación se puede combinar con caldos o refrescos naturales de frutas sin azúcar.

4.      Aumentar el consumo de frutas y verduras, para reforzar el sistema inmunológico. Este hábito brinda protección al organismo frente a las enfermedades e incentiva una pronta recuperación. Se debe comer 5 porciones al día de estos alimentos.

5.      Realizar ejercicios. Estos proporcionan un escudo adicional valioso ante el virus del COVID-19. El ejercicio palia efectos secundarios del coronavirus, por lo que es importante que el paciente retome la actividad física en cuanto pueda

Te puede interesar

SÍGUENOS