¡Cuidado con las apps deportivas, podrían robar tu información!

Podrías estar expuesto a los ciberdelincuentes, te compartimos cinco consejos si haces ejercicios al aire libre y usas apps para compartir tus rutinas.

Cada vez más deportistas y aficionados suelen publicar sus rutinas de ejercicio en las redes sociales sobre todo quienes practican el running.  

Lo que no saben es que están poniendo en riesgo su seguridad ya que los ciberdelincuentes podrían estar buscando robar nuestra información.

Hace unas semanas, Garmin, el fabricante de dispositivos wearables y relojes inteligentes, sufrió la interrupción de varios servicios, entre ellos la web, call centers, apps y dispositivos wearables, como consecuencia de un ataque de la familia de ransomware conocida como WastedLocker.

(Foto/Adobe Stock)

A través de su cuenta de Twitter, Garmin comunicó sobre la interrupción de su app de fitness Garmin Connect, que permite monitorear y analizar diferentes indicadores relacionados a la actividad física y la salud de los usuarios que utilizan los dispositivos del fabricante. Lo que pone en evidencia la alta exposición a la que nos enfrentamos y los peligros que existen en la red.

Miguel Ángel Mendoza, Security Researcher de ESET Latinoamérica nos comenta sobre los riesgos en las aplicaciones de ejercicios y nos aconseja cómo evitar exponernos a los ciberdelincuentes y protegernos ante un posible ataque:

Elegir la app más segura. Descargarla a través de sitios oficiales, ya que además de mostrar la experiencia de los usuarios en los comentarios, también pueden reflejar el compromiso de los desarrolladores para ofrecer aplicaciones funcionales y también seguras.

(Foto/eurofitness)

Controlar los permisos que le das a la app. Si observamos que resulta intrusiva y requiere permisos como acceso al gps, contactos, cámara, micrófono que no van de acuerdo con la funcionalidad de la app, podríamos descartarla y optar por otra.

Implementar una solución de seguridad integral o antivirus para el celular. Este permite detectar malware proactivamente, filtrar mensajes no solicitados, revisar la configuración del teléfono y ofrecer la posibilidad de borrar remotamente toda la información en caso de pérdida o robo.

Compartir la información únicamente necesaria. Es recomendable deshabilitar la geolocalización cuando no sea requerida o el acceso a otros recursos sensibles ya que puede exponer la privacidad del usuario, conociendo sus horarios y rutas recurrentes.

Actualizar las versiones de la app. A veces no actualizamos las nuevas versiones de las aplicaciones que usamos, es importante hacerlo ya que el fabricante además de ofrecer mejoras a los usuarios, también corrigen fallas identificadas e incluyen parches de seguridad lo que ayuda a minimizar la posibilidad de convertirse en una víctima de códigos maliciosos.

Es importante conocer que cualquier aplicación es susceptible de ser vulnerada dado que no existe una aplicación completamente segura. Las variables para llevar acabo un ataque suelen estar relacionadas, principalmente, con la popularidad o la cantidad de usuarios que hacen uso de este tipo de aplicaciones, así como las medidas de protección consideradas durante su desarrollo.

Los ciberdelincuentes buscan principalmente obtener un beneficio económico ya que la información sensible obtenida de este tipo de ataques suele ser comercializada en el mercado negro o bien, puede ser utilizada para otros propósitos, como fraudes, estafas o extorsiones. Por ello es importante tomar nota de las recomendaciones y saber elegir bien la app antes de descargarla. 

Te puede interesar