Habas con queso: ¿por qué incluir estos alimentos en tus desayunos nutritivos?

Estos dos alimentos poseen grandes beneficios para nuestro organismo, conoce cuáles.

Las habas son un delicioso alimento andino que deberías incluir en tus desayunos nutritivos gracias a sus propiedades para la salud.

Son una importante fuente de fibra. Tienen un alto contenido en ácido fólico, contienen vitamina B1, minerales como cobre, fósforo, hierro, manganeso, magnesio, zinc y potasio, además, es una rica fuente de proteínas.

(Foto/OkDiario)

Por otro lado, es un clásico carretillero acompañar a las habitas con una tajada de queso fresco, una combinación económica, deliciosa y nutritiva.

En las siguientes líneas te vamos a enseñar a sancochar habas. Atenta y toma nota.

(Foto/Youtube)

Las habas se pueden cocer solas o junto a otros ingredientes de la receta (como en las habas a la catalana). Para ello se colocan en una olla o cazuela  la misma cantidad de agua que de habas, siempre que el agua cubra las habas. Se añade al agua una pastilla de caldo o un poco de sal, laurel o una ramita de romero y limón. Se deja hervir el agua y cuando hierva se añaden las habas. Durante la cocción vigilar que las habas no se queden sin agua.

Si las habas son naturales tardará más unos 50 minutos, si son congeladas tarda unos 30 minutos. Luego se escurren ya se pueden usar.

Si usas olla exprés el tiempo de cocción es menor y el resultado estupendo. Los tiempos depende de tu olla exprés pero son aproximadamente entre 10-12 minutos.

Habas al vapor

Se usa la cesta de vapor sea la metálica que introduces dentro de una olla o cacerola (esta que se cierra como una flor) o una que es redonda con agujeritos que se adapta al tamaño de una olla. También puedes usar la cesta de bambú.

Se llena el recipiente de agua sin que toque las habas y se colocan las habas en la cesta metálica.

Si las habas son congeladas al menos tarda unos 40 minutos, si son naturales sobre los 16 o 20 minutos.

Habas al microondas

Necesitamos un recipiente apto para el microondas, como los de pírex. Ponemos las habas en el recipiente cubrimos con agua (que cubra un dedo sobre las habas). Añadimos unas gotas de limón y un poco de sal. Cubrimos el recipiente con papel de plástico apto para el microondas.

Ponemos a máxima potencia unos ocho minutos, y luego dejamos cinco o seis minutos más con el microondas apagado. Si aún estuvieran algo duras se añaden dos minutos mas, y luego cuatro de reposo con el micro apagado.

(Fuente/bloghogar)

Te puede interesar