¡Coffee lover! Haz una práctica receta de Tarta de galletas y café sin horno

Un tentador dulce para aquellos amantes del café y los postres con una textura crocante.

Si no tienes ganas de cocinar usando un tradicional horno para postres o recetas dulces, esta alternativa sin horno puede ser la elegida.

Una rica crema casera de café que podrás utilizar en otros postres en casa y que le dará a esta receta ese toque de café que nos hace recordar porqué lo tomamos cada mañana para afrontar el día.

Lo mejor de este postre es que puedes adaptarlo a toda edad sobre todo para los niños pequeños. Para los niños puedes reemplazar el café con leche chocolatada y eliminar el licor de los ingredientes.

Verás que el resultado del postre seguirá siendo delicioso e ideal para todo comesal. 

¿Qué ingredientes necesito?

Para la crema de café

- 4 yemas

- ½ taza de azúcar

- 1 ½ taza de café expreso

- 12 gr de gelatina sin sabor

- Esencia de vainilla

- 1 taza de crema de leche

- 1 cucharada de fécula de maíz

Para la base de galletas

- Galletas cuadradas a elección

- 1 taza de café expreso

- ¼ vaso de licor de café (opcional)

Para decorar

- Crema de leche montada

- Chocolate negro rallado

¿Cómo lo preparo?

1. Mezcla café frío con las yemas, la fécula de maíz y la mitad del azúcar. Aparte, disolver la gelatina en medio vaso de agua fría.

2. Por otro lado, calienta la leche con la otra mitad del azúcar y la esencia de vainilla Deja que rompa el hervor.

3. Añadir la leche caliente a las yemas y mezclar.

4. Llevar la prepara al fuego nuevamente, sin dejar de remover hasta que hierva.

5. Retira del fuego, coloca en otro recipiente y vierte la gelatina. Remueve hasta logras integrar todo.

6. Tapa la crema con papel film y deja enfriar a temperatura ambiente.

7. Bate la crema de leche a punto firme. Une a la crema de café moviendo de manera envolvente.

8. Lleva a la refrigeradora por 15 minutos.

9. Mientras endulza y aromatiza el resto del café con azúcar y licor al gusto.

10. Moja las galletas en el café.

11. Cubre un molde alto y rectangular con papel film.

12. Monta la tarta intercalando capas de galletas y crema de café, empezando y terminando con galletas.

13. Deja reposar en la nevera durante cuatro horas como mínimo o de un día para otro, así intensificas el sabor y la crema toma una mejor textura.

14. Desmolda la tarta de galletas y café en una fuente. Decora con copos de crema batida y chocolate rallado por encima.

Con esta receta dulce de café ya puedes preparar tu propio postre sin necesidad de horno. Delicioso y fresco para después de una comida en casa. ¡Pruébala!

Te puede interesar

SÍGUENOS