• https://wapa.pe/lifestyle/1454039-shibori-o-tecnica-japonesa-facil-tenido-tela

Shibori: técnica japonesa para teñir telas y crear diseños únicos

Una forma tradicional y fácil para crear estampados decorativos con patrones fascinantes.

El Shibori es una técnica japonesa cuyo origen data del siglo 8 d.C., o desde las primeras que se conocen y se han encontrado.

En la actualidad esta fascinante técnica tradicional se sigue haciendo en el territorio de origen, pero también ha ganado mucha popularidad como uno de los procesos de teñido y estampado más simples.

Hoy los podrás encontrar en distintos colores en tiendas de telas o decoración, pero el color característico del Shibori es el tradicional azul índigo.

Sobre las diferencias en las tramas de color, éstas son por resultado de torcer, atar, plegar y comprimir la tela, y son una manera en que se caracteriza esta técnica ya que su nombre, “Shibori” significa teñido con bloqueo.

El diseño final será por medio del bloqueo que generes en distintas partes de la tela evitando que penetre la pintura. Emplear esta técnica te permitirá teñir telas para fundas de almohadas, individuales, manteles, bolsos y lo que tu imaginación se proponga crear.

¿Qué necesito?

- Anilina o tintura para tela en polvo

- Tela de algodón 100%

- Broches para ropa

- Bandas elásticas

- Hilo de algodón

- Sal fina

- Pedazos de madera

- Guantes de plástico

- Balde o cubeta honda

*Para empezar, prepara la tela cortándola en el tamaño que la necesites, luego pliégala. Para esto debes usar tu imaginación pues depende de esto el estampado que quede en la tela.

Pliegues:

- Dobla en forma de acordeón y después en forma de triángulos.

- Crea el efecto célula tomando la tela desde el centro y ve atándola

- Dobla en forma de acordeón y coloca broches de ropa. Esto da por resultado un estampado colorido, con menos blanco y más partes teñidas.  

- Dobla en forma de acordeón y coloca pedazos de madera rectangulares, cuadrados o circulares y sujeta con banditas elásticas.

- Para iniciarte en mejor empezar con recortes de tela que no sean muy grandes para luego ir por tamaños más grandes.

¿Cómo lo hago?

1. Con la tela cortada, haz los pliegues elegidos para cada tela que tengas.

2. Prepara el balde con agua y agrega la tintura y la sal de acuerdo a las instrucciones de tu paquete de tintura. Sé generoso con la tintura y aprovecha para teñir varias cosas.

3. Con los guantes, sumerge las telas en el agua y deja un largo rato de 2 horas aproximadamente. También puedes dejarla una noche entera para que agarre mejor el color y salga más vibrante.

4. Pasado el tiempo, saca del agua y deja secar tal cual están. Ten paciencia en los pasos y espera.

5. Luego separa y mira como quedó el diseño en las telas.

6. Ábrelas y cuélgalas. Si tienes sombra, mejor.

7. Por último, lava y plancha para fijar el color.

Puede que te lleve un poco más de tiempo si hacer varios teñidos e distintas prendas y telas, pero el proceso es bastante sencillo y el resultado vale el esfuerzo.

Ya puedes hacer tus propios estampados usando esta milenaria técnica y lo mejor es que serán diseños únicos y originales hechos por ti. ¡DIY!

Te puede interesar

X