• https://wapa.pe/lifestyle/1426094-marie-kondo-ensena-4-pasos-organizar-dieta-salud-dieta-estilo-vida-orden

Marie de Kondo te enseña en 4 pasos cómo organizar tu dieta

Además de ponernos a ordenar nuestra casa, Marie Kondo tiene las claves para tener una vida organizada y saludable.

No solo para los objetos y el vestido. También podemos aplicar el estilo y método KonMari para hacer de nuestra dieta y organización culinaria una experiencia más saludable y ordenada.

Lo cierto es que, para muchas, el método de la célebre empresaria y consultora de organización japonesa ha sido una joya para el concepto de orden y limpieza para el hogar y quizás para su vida.

Según la nutricionista Ana María Gonzáles, el método KonMari promueve adoptar un estilo de vida más equilibrada y ligera con el objetivo de “vivir más liviano”.

Es por ello que a través de cuatro simples hábitos considera que podrás llevar una dieta equilibrada y saludable aplicando los siguientes consejos.

1. Elegir alimentos que ayudan a la salud y por lo tanto a la felicidad  

Cuando planifiques tus menús de la semana, se honesto sobre lo que piensas consumir descartando lo alimentos que sabes que no disfrutas y considerando el tiempo que tienes para comprar y cocinar tu comida.

Si hay días en que llegues tarde a casa, planea alimentos más sencillos, y los días que tendrás más tiempo apuesta por hacer unos más elaborados.

Para optimizar el tiempo intenta dedicar un día en dejar fruta y verdura picada o preparar otros platillos que podrás congelar. Así comerás saludable sin que esto se te haga una carga o disgusto.

Siguiendo estos cuatro pasos, tu ingesta alimenticia se verá favorecida en el aspecto saludable y tendrás a tu disposición alimentos más nutritivos.

Esto hará tu vida más fácil y por si fuera poco reducirá el estrés diario evitando la ansiedad de comer cualquier cosa a la vez que te beneficia de forma equilibrada en el día a día sin dejarte llevar por menús improvisados.

Ya lo sabes, sigue estos consejos para el orden no solo de tu hogar, sino también tu dieta y alimentación saludable.

Compra lo necesario para la semana. Desde el inicio ten preparado lo que vayas a usar para las comidas de esos días, evitando alimentos caducados en tu alacena y minimizando los desperdicios y toda posibilidad de comer antojos fuera de tus comidas ya establecidas, no olvides que pueden ser desayuno, almuerzo y cena y hasta dos refrigerios.  

2. Tomar en cuenta los gustos, tiempo y posibilidades

Haz más sencilla tu vida organizando tu alacena y refrigerador, así lograrás simplificarte la vida. Y además te será de ayuda en el cumplimiento de objetivos para para llevar una alimentación saludable.

Las frutas y las verduras ponlas en recipientes de cristal y que queden a la altura de tu vista para que sea lo primero que veas.

También ten a mano alimentos que te ayudan a llevar una vida equilibrada, como pechuga de pavo, lácteos descremados, bebidas bajas en calorías, etc. Así cuando los busques, tendrás una selección con bebidas y refrigerios saludables.   

3. Planear del menú semanal y cumplirlo

Si tenemos alimentos que no nos gustan, que se echaron a perder o que no aportan a nuestra alimentación, es mejor deshacernos de éstos.

Saca aquellos alimentos que hayan caducado y lo que sobre, identifica lo que te gusta comer y que sea de valor nutricional para tu salud.

Elimina eso que compraste por única vez y ya no volverás a usar.

Utiliza la guía “El Plato del Buen Comer” y revisa que tengas alimentos de los 3 grupos de alimentos. Mucha verdura y fruta, cereales integrales y leguminosas, y alimentos de origen animal prefiriendo los bajos en grasa como cortes de magros, pescados, lácteos descremados, etc.

Deshacerte de algunos alimentos no significa cerrarles la puerta para siempre, sino sacarlos de tu día a día y reservarlos para consumirlos en determinadas ocasiones.

4. Organizar la alacena y refrigerador en función a objetivos

Cuando planifiques tus menús de la semana, se honesto sobre lo que piensas consumir descartando lo alimentos que sabes que no disfrutas y considerando el tiempo que tienes para comprar y cocinar tu comida.

Si hay días en que llegues tarde a casa, planea alimentos más sencillos, y los días que tendrás más tiempo apuesta por hacer unos más elaborados.

Para optimizar el tiempo intenta dedicar un día en dejar frutas y verduras picadas o preparar otros platillos que podrás congelar. Así comerás saludable sin que esto se te haga una carga o disgusto.

Siguiendo estos cuatro pasos, tu ingesta alimenticia se verá favorecida en el aspecto saludable y tendrás a tu disposición alimentos más nutritivos.

Esto hará tu vida más fácil y por si fuera poco reducirá el estrés diario evitando la ansiedad de comer cualquier cosa a la vez que te beneficia de forma equilibrada en el día a día sin dejarte llevar por menús improvisados.

Ya lo sabes, sigue estos consejos útiles para el orden no solo de tu hogar, sino también tu dieta y alimentación saludable.

Te puede interesar