Actividades que puedo realizar para aumentar el vínculo afectivo con mis hijos

Los padres tienden a compensar el espacio de afecto de sus hijos con juguetes y regalos.

Los juegos lúdicos son básicos para el desarrollo del aprendizaje en los niños desde sus primeros años de vida.

En los últimos años, el boom de los centros comerciales ha cambiado la intención del Día del Niño, en lugar de ser una fecha donde se empodere a los menores, lo que se hace realmente es condicionarlos a lo material, como juguetes y regalos, idea que es reforzada por los abrumadores comerciales en aparecen en los medios de comunicación.

Así lo explicó la Dr. Mónica Sánchez Sanssoni, docente de la Escuela Profesional de Educación de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa, quien señaló que los padres, muchas veces excusándose del trabajo, tienden a compensar el espacio de afecto que deben dar a sus hijos con regalos.

Para la especialista de la UCSP, los padres deben desarrollar actividades que fomenten el diálogo y el vínculo afectivo con sus niños. En ese sentido, aconsejó a las familias compartir tiempo los fines de semana, realizar juegos tradicionales o de mesa, planificar días de campo, entre otras prácticas que fortalezcan la unión entre los menores y sus progenitores.

“Las experiencias lúdicas son básicas para el desarrollo del aprendizaje desde los primeros años de vida. El niño a través de los juegos investiga, descubre y genera nuevos aprendizajes de una manera divertida, dónde él solo irá construyendo su propio aprendizaje”, manifestó la docente Mónica Sánchez.

Durante la etapa prescolar, se deben realizar juegos que involucren los sentidos para trabajar la coordinación motora. Estos métodos pueden realizarse desde casa, por ejemplo, haciendo dibujos sobre la harina.

A medida que el niño va creciendo, se puede optar por juegos que involucren movimientos de cuerpo, clasificación de objetos por colores, formas, tamaños o juegos de experimentación que estimulan el pensamiento.

Asimismo, Sánchez Sanssoni señaló que es importante dar responsabilidades a los niños en el hogar, desde colocar los individuales en la mesa hasta tener sus juguetes ordenados, entre otras tareas pequeñas.

“Estas consignas deben ser claras desde los tres años de edad para ayudar en su desarrollo personal, las labores pueden estar acompañadas de un estímulo como salidas en familia”, agregó. 

“El tercer domingo de agosto, que se celebra el Día del Niño Peruano, debe servir también para reflexionar sobre los derechos que tienen nuestros niños, así como sus obligaciones y entender que no debemos subestimarlos”, finalizó la especialista de la UCSP de Arequipa.

Importante

El Día del Niño Peruano debe ser un llamado de atención para reflexionar sobre los derechos de los niños y sus obligaciones.

Te puede interesar