Descubre los secretos de la Fondue, plato suizo perfecto para calentar el invierno

La gastronomía suiza, es una de las más amplias y variadas del mundo, siendo la Fondue su plato bandera.

Clásico para calentar los fríos días de invierno, infaltable en las cenas románticas e ideal para los amantes de la comida tradicional europea.

LEE TAMBIÉN: Aprende a preparar un delicioso ponche de huevo con cerveza negra

Para disfrutar este delicioso plato tradicional no tienes que viajar hasta Suiza, pues en nuestra ciudad podemos encontrar La Fondue del Swissôtel Lima, restaurante típico, cuyo aroma a pino te transporta imaginariamente a los tradicionales chalets de los Alpes Suizos.

Aquí encontrarás desde una clásica fondue hasta platillos como Raclette, Fondue Bourguignonne, Schokoladen Fondue, junto a un exquisito Cava Juve & Camps.

De esta manera, en el marco de la Fiesta Nacional Suiza, conoce los secretos de este exquisito plato que viene enamorando a los amantes de la comida tradicional europea:

La Fondue cuenta con muchas variantes, normalmente consiste en derretir a fuego lento varios tipos de quesos suizos en el típico recipiente “caquelon” u olla hecha de cerámica.

El queso es parte importante de la receta, para prepararlo se debe utilizar quesos como: vacherin, emmental y gruyer. Otro ingrediente básico es el kirsch (aguardiente de cereza).

Existe fondues de carne e incluso de chocolate.

Este platillo se acompaña comúnmente de pan mientras este sigue calentándose a fuego lento en la típica olla para fondue. Hoy en nuestro país también se puede servir con papas y carne.

Este plato ha sido fusionado con toques peruanos, dulces, mediterráneos, entre otros. Muchos peruanos no conocían este platillo pero que luego de probarlo quedan enamorados de su sabor.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Aprende a preprarar frappes a base de frutas para una alimentación más saludable

El plato nació de forma casual, cuando unos pobladores quedaron atrapados en una zona muy fría de Suiza y para alimentarse juntaron todo lo que tenían a la mano. Lo tradicional era llevar pan, queso y aguardiente para el frío. Todo eso lo juntaron y así se dio forma al plato. ¿No es una maravilla de la gastronomía?

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS