¿Por qué celebramos el Día de Todos los Santos?

En el Día de Todos los Santos, familias católicas de todo el mundo, honran a sus muertos con flores, comida y música.

El 1 de noviembre, en los países de religión católica, se conmemora el Día de Todos los Santos, una celebración para venerar a todos los santos de la Iglesia que no tienen una fecha específica en el calendario.

Este día, es la antesala al Día de los Muertos, que se celebra el 2 de noviembre, por lo que familias enteras peruanas van a visitar a sus difuntos en cementerios como Presbítero Maestro, El Ángel, Nueva Esperanza y muchos más.

Esta celebración se da desde que el Papa Gregorio III (731-741) quiso consagrar una capilla en la Basílica de San Pedro a todos los Santos y estableció el aniversario para el 1 de noviembre.

Ya después de algunos años, en el siglo IX, Gregorio IV decidió que se conmemore en toda la Iglesia Católica.

El 1 de noviembre, se recuerda a todos los santos de la Iglesia Católica que no tienen una fecha específica en el calendario litúrgico. El Día de Todos los Santos es declarado no laborable para aquellos países que profesan la religión católica.

En el Perú, los ciudadanos llegan hasta los cementerios para honrar a sus difuntos. Decenas de familias llevan flores, comida y música para celebrar la antesala al Día de Muertos que es el 2 de noviembre.

1

Foto: Javier Quispe / La República

Los camposantos más populares del país como el Presbítero Maestro, El Ángel y Nueva Esperanza se llenan de colores y música en este día.

2

Foto: Javier Quispe / La República

Te puede interesar

contenido patrocinado

VIDEO TIPS

SÍGUENOS