Coronavirus: ¿Qué halló la OMS en el laboratorio principal de Wuhan?

La visita del equipo internacional de la OMS está estrictamente controlada por las autoridades chinas.
 

Hasta la fecha, la OMS no se ha pronunciado todo en cuanto al origen del nuevo coronavirus y que es lo que realmente esconden en las instalaciones del Instituto de Virología de Wuhan (IVW), del que se habló muchas teorías conspiratorias sobre la creación del mortal virus.

El organismo internacional tuvo diálogo directo con la viróloga Shi Zhengli, conocida como la "mujer murciélago" por su trabajo con estos animales.

¿Qué hizo la OMS en su llegada a Wuhan?

La visita del equipo internacional de la OMS está estrictamente controlada por las autoridades chinas.

Peter Ben Embarek, líder del equipo de la OMS, comunicó a la prensa estatal china que antes de llegar tenían la intención de ver los lugares en los que se produjeron los contagios, conocer qué animales y productos se vendían y, "posiblemente", hablar con algunos de los vendedores que allí trabajaban durante los primeros días de la pandemia.

"Al caminar por el mercado de Huanan, sientes la importancia histórica de este lugar y la compasión por los vendedores y (los miembros de) la comunidad que perdieron su manera de ganarse la vida por la COVID", explicó en Twitter el zoólogo estadounidense Peter Daszak, otro de los científicos de la misión que comparte información en redes sociales, tras su visita.

Daszak, también presidente de la ONG EcoHealth, detalló que pudieron hablar con algunos vendedores de Huanan y con "personal clave".

¿Qué se sabe de la viróloga Shi Zhengli?

Otra de las visitas más relevantes se produjo esta misma semana: el grupo internacional pudo recorrer el Instituto de Virología de Wuhan (IVW), al que el gobierno de Donald Trump vinculó el origen de la pandemia, asegurando que tenía "pruebas" de ello, pero sin hacerlas públicas.

En otro momento, el zoólogo, mediante la red social Twitter, explicó que han tenido una visita productiva, porque realizaron las preguntas precisas, las cuales han sido respondidas satisfactoriamente.

"Reunión extremadamente importante con el personal del IVW, incluida la doctora Shi Zhengli. Franca y abierta discusión. Preguntas planteadas y respondidas", manifestó Daszak en Twitter tras esa visita.

Como se recuerda, Shi Zhengli fue elogiada internacionalmente por su descubrimiento de que la enfermedad conocida como SARS, que mató a más de 700 personas en 2003, fue causada por un coronavirus que probablemente provenía de una especie de murciélago en una cueva de Yunnan (sur de China).

Desde aquel momento, la profesora Shi, conocida como la "Batwoman de China", ha estado a la vanguardia de un proyecto para tratar de predecir y prevenir nuevos brotes de este tipo.

En un artículo publicado en marzo en la revista 'Scientific American', Shi aseguró que había estado investigando posibles fugas de los virus que estudiaban en el centro y cómo respiró tranquila cuando las pruebas realizadas descartaron que hubieran tenido el SARS-CoV-2 en sus instalaciones.

"No había dormido en días", precisó.

Datos nunca vistos

Pese al hermetismo sobre el contenido de las conversaciones que el grupo de expertos están manteniendo en China o las pruebas examinadas, el zoólogo estadounidense Peter Daszak dio algunos detalles en una entrevista con el canal británico Sky News a mitad de semana.

Sobre la falta de confianza por parte de algunos sectores en una visita "estrictamente controlada" por el gobierno, Daszak sostuvo que están haciendo las preguntas necesarias y logrando progresos.

"Nos meten en autobuses y visitamos lugares. Pero no nos limitamos a pasear, examinamos las cosas, hacemos preguntas ('por qué está esto aquí', 'qué pasó entonces'), hablamos con las personas que recogieron las muestras en el suelo del mercado y que luego dieron positivo (de COVID-19)", precisó.

"Creo que de verdad estamos avanzando. Están hablando con nosotros de manera abierta sobre todas las posibilidades", agregó Daszak.

Respecto a los investigadores chinos, que han estado investigando el origen de la pandemia por su cuenta, Daszak aseguró que están siendo abiertos: "Están compartiendo información que no habíamos visto antes, que nadie había visto antes".

Una visita no deseada en Wuhan

Sin embargo, la misión de la OMS no es fácil por diversos motivos. Para empezar, su llegada, remarcaba el corresponsal de la BBC Robin Brant desde Wuhan, "no es bienvenida".

"China se resistió a esta investigación porque no quiere mirar atrás. Lo ve como una posibilidad de echarle más la culpa por parte de un grupo de extranjeros. Ya tiene su versión oficial de lo que ocurrió", afirmó el periodista.

El informe publicado por las autoridades hace meses declaró el "triunfo" en la guerra contra el coronavirus, "pero no incluía un veredicto -no uno público, al menos- sobre de dónde vino el nuevo virus o cómo fue transmitido a los humanos", señala el corresponsal.

Brant subrayó que el trabajo del equipo de la OMS dependerá enormemente de sus anfitriones chinos y, aunque desde la misión han dicho que "no se descarta ninguna posibilidad", los científicos llegan al país en un momento complicado.

Su viaje arrancó con "la maquinaria propagandística de los medios estatales chinos a todo gas, para cuestionar si, en primer lugar, la pandemia se originó aquí (China)".

"Pese a la falta de pruebas creíbles, los medios llevan publicando meses que el origen de la pandemia fue en España, Italia o quizá Estados Unidos. Una campaña para minar la misma razón por la que la OMS está, finalmente, en Wuhan", puntualizó.

Te puede interesar

SÍGUENOS