Noruega investiga muerte de 23 ancianos tras recibir vacuna contra la COVID-19

"Puede ser una coincidencia, pero no estamos seguros (...) No existe una conexión segura entre estas muertes y la vacuna contra la COVID-19", aseguró la autoridad de salud noruega.
 

Autoridades sanitarias de Noruega abrieron una investigación después que 23 adultos mayores murieran tras recibir la vacuna de Pfizer contra la COVID-19. El hecho ha generado alarma entre los candidatos a recibir el antídoto contra el nuevo virus.

De acuerdo con el British Medical Journal, se le ha solicitado a los médicos del país nórdico a realizar exámenes más estrictos a los ancianos vulnerables que reciban la vacuna.

"Puede ser una coincidencia, pero no estamos seguros (...)  No existe una conexión segura entre estas muertes y la vacuna", señaló Steinar Madsen, director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos (NOMA), al citado medio.

(Foto: referencial)

Hasta la fecha, la agencia de salud noruega ha investigado 13 de las 23 muertes de momento y concluyó que las reacciones adversas comunes de las vacunas de tipo ARNm contra la COVID-19, como fiebre, náuseas y diarrea, pudieron haber contribuido en el deceso de algunos de estos pacientes.

(Foto: referencial)

Mediante un comunicado, Pfizer informó estar en conocimiento de este hecho, y señaló estar en contacto con las autoridades noruegas para recopilar todos los antecedentes.

Te puede interesar

SÍGUENOS