Menor de 5 años con COVID-19 murió tras 15 horas de ser diagnosticada

"Su hija va estar bien, debido a que el coronavirus no afecta a los niños", dijo el médico que la atendió a la menor, según sostiene el padre de la fallecida.

Medios en Estados Unidos dieron a conocer sobre una posible negligencia médica ocurrida en un conocido hospital, donde una niña de cinco años murió apenas 15 horas después de ser diagnosticada con coronavirus.

Al parecer, la pequeña Tagan White no desarrolló síntomas frecuentes de la COVID-19, por lo que en un inicio no pensaron que podría tratarse de la enfermedad. El pasado martes su estado de salud se deterioró y fue trasladada hasta el hospital de Amarillo Independent District, en Texas.

Lastassija White y Quincy Drone, padres de Tagan, narraron a la cadena NBC que una vez en el lugar su hija fue diagnosticada con el virus, pero el equipo de profesionales de la salud optó por no ingresarla.

Según White, en ese momento un doctor de urgencia les expresó que "su hija va a estar bien, debido a que el coronavirus no afecta a los niños". Después de ello, los tres retornaron a casa y la pequeña siguió con reposo.

Hasta ese entonces, Tagan había mostrado síntomas como somnolencia, vómitos y mareos, los cuales son muy poco comunes de la COVID-19. Sin embargo, no había desarrollado tos o fiebres, que son más recurrentes.

Lamentablemente, en apenas 15 horas la menor mostró un deterioro mayor en su salud. Según cuentan sus padres, ella desarrolló una grave insuficiencia respiratoria, por la cual murió horas más tarde.

Los progenitores de la menor de edad estiman que la muerte se produjo apenas 15 horas después de haberla llevado hasta el hospital, por lo que estiman que podría haberse salvado en caso que la hubiesen internado en su momento.

"El médico nos había dicho que nuestra hija estaría bien, pero ni siquiera logró sobrevivir un día, ya que murió 15 horas después", expresó Quincy Drone, padre de Tagan.

En una emotiva publicación de Instagram, la madre de la menor dejó entrever que ella habría contagiado a su hija de la enfermedad hace algunas semanas.

"Mi dulce amor, ¿cómo se supone que voy a continuar? Mi corazón está tan destrozado que no sé si algún día seré capaz de recuperarme. ¿Cómo se supone que voy a dormir ahora por las noches? Todo lo que puedo oír es ‘mami, ¿puedo acostarme a tu lado?’ ¿Cómo podré continuar sin estas palabras cada noche?", manifestó la mamá de la menor mediante redes sociales.

"Estoy muy perdida, mi amor, todavía me cuestiono las acciones de Dios. ¿Cómo ha podido salvarme hace una semana y ahora hacerme esto? Ojalá me hubiese llevado a mí", finalizó.

Por su parte, Quincy expuso que su hija era "especialmente reticente" a utilizar mascarilla en espacios públicos y por largo tiempo, lo que también explica el contagio.

Desde el Departamento de Salud de Amarillo también lamentaron lo que sucedió con la menor de edad, aunque no indicaron si habrá investigación por una posible negligencia.

"Como departamento estamos destrozados. Nuestros rezos y oraciones van hacia esta y cualquier familia que haya perdido algún ser querido de su comunidad", escribieron en un comunicado.
 

Te puede interesar