La arritmia es la secuela más peligrosa que puede dejar el coronavirus

Esta secuela de la COVID-19 se puede manifestar en pacientes que nunca tuvieron problemas cardíacos.

Cada 29 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Corazón. En ese sentido, expertos de Sisol Salud señalan que el coronavirus no solo afecta gravemente los pulmones, sino también puede ocasionar problemas al corazón como arritmia, miocarditis, falla cardíaca y otras complicaciones cardiovasculares.

El cardiólogo Bristan Maraza explicó que la COVID-19 puede despertar o empeorar las arritmias cardíacas en una persona que contrae la enfermedad o provocar que un paciente hipertenso acentúe su problema.

Síntomas de la arritmia cardíaca

Asimismo, el especialista manifestó que las enfermedades cardíacas pueden presentarse en pacientes que nunca tuvieron estos problemas, pero el coronavirus se encargó de activarlos, como las arritmias que se manifiestan con palpitaciones del corazón más rápidas de lo normal, y pueden ser regulares o irregulares.

Otra señal de anomalía cardíaca es la agitación. Por ejemplo, el paciente siente que le falta el aire y el bombeo de la sangre falla. Tiene que estar alerta a este tipo de situaciones, sobre todo, el que padece problemas cardíacos para que reciba atención temprana y mejore su estilo de vida, advirtió.

Maraza indicó que la actividad física y una alimentación balanceada, baja en grasa y sales favorecerán su recuperación, pues un peso adecuado ayuda a que el corazón funcione correctamente.

Pacientes con sobrepeso

“Una persona con sobrepeso tiene seis veces más posibilidades de presentar problemas cardiovasculares, es más propensa a contraer el coronavirus y si se contagia, el coronavirus puede tener consecuencias fatales”, remarcó el doctor Maraza.

Video relacionado a diabéticos con COVID-19

Te puede interesar

SÍGUENOS