Mascarillas N95 chinas no serían efectivas contra la COVID-19

El instituto ECRI analizó 200 mascarillas N95 importadas de China y comprobó que entre el  70% de los cubrebocas no cumplirían con los estándares para evitar que el coronavirus ingresé en el organismo.
 

Una reciente investigación realizada por el instituto ECRI, organización que vigila la industria de implementos hospitalarios en Estados Unidos, precisó que entre el 60% y 70% de las mascarillas N95, que son elaboradas en China, no cumplirían con los estándares de seguridad para protegernos del nuevo coronavirus.

"Debido a la terrible situación, los hospitales de EE. UU. compraron decenas de mascarillas producidas en China durante los últimos seis meses y descubrimos que muchas no son seguras y efectivas contra la propagación de la COVID-19", detalló el doctor Marcus Schabacker, presidente y CEO de ECRI.

De acuerdo con el portal Medscape, los especialistas examinaron alrededor de 200 mascarillas quirúrgicas N95 de 15 modelos de fabricantes diferentes que han sido adquiridas por los sistemas de salud más grandes de Estados Unidos.

En ese sentido, se logró constatar que entre el 60% y 70% de los cubrebocas importados del gigante asiático no llegaron a ser certificadas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional de EE. UU. (NIOSH por sus siglas en inglés).

Ante ello, Schabacker sostuvo que aquellos cubrebocas que no cumplen con los estándares de salud que pide Estados Unidos puede poner en riesgo de infección de coronavirus a pacientes y especialistas de la salud.

"Recomendamos a los proveedores que realicen las diligencias pertinentes antes de comprar mercadería que no estén fabricadas o certificadas en el país", argumentó.

Los investigadores de ECRI advierten que las mascarillas N95 que no cuenten con la certificación de NIOSH solo se deben usar como último recurso al tratarse de pacientes con COVID-19.

"Las mascarillas N95 que no cumplen con los estándares regulatorios de EE. UU. brindan más protección respiratoria que las máscaras quirúrgicas o de tela y se pueden usar en ciertos entornos clínicos", finalizó Michael Argentieri, vicepresidente de tecnología y seguridad de ECRI.
 

Te puede interesar