Coronavirus: Las cuatro medidas preventivas que regirán la nueva normalidad

Ante la reanudación de las actividades, conoce las cuatro medidas preventivas que se deberán seguir en esta especie de “normalidad” a causa del coronavirus.

Una vez finalizado la cuarentena, las personas volverán a las calles para retomar sus actividades; sin embargo, en esta etapa la vida será un poco más parecida a como la conocíamos antes de la pandemia, aunque se mantendrán algunas restricciones y habrá que seguir respetando las normas de prevención.

Unas medidas que serán obligatorias en todo el territorio nacional hasta el fin de la situación de crisis sanitaria provocada por la COVID-19. Las personas deberán seguir cuatro medidas preventivas. ¡Presta atención!

Lavado de manos frecuente

Se sabe ya desde hace tiempo que la mejor manera de prevenir infecciones es la higiene. Una medida muy sencilla que se ha vuelto especialmente importante en la prevención de la COVID-19.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerdan que lavarse las manos con frecuencia, ya sea con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol, mata el virus si está en tus manos.

El SARS-CoV2, causante de la enfermedad COVID-19, tiene una membrana exterior formada por una bicapa lipídica. El jabón es capaz de disolver esa membrana de grasa, dejándolo el virus expuesto y haciendo que se desactive.

Desde el ministerio de Sanidad aconsejan lavarlas tras estornudar, toser o sonarse la nariz; después de usar el baño o estar en contacto con superficies que hayan podido tocar otras personas; y antes de comer.

Se debe hacer por un tiempo de entre 40 y 60 segundos frotando a conciencia todas las zonas de la mano. Al terminar, lo mejor es secarlas con una toalla de un solo uso o que solo usemos nosotros, o con papel.

Uso obligatorio de mascarillas

Las personas de tres años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en los siguientes supuestos:

- En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, siempre que no resulte posible garantizar la distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros.

- En todos los medios de transporte públicos, y en los privados si los ocupantes del turismo no conviven en el mismo domicilio.

Esta obligación no es exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla. Tampoco para aquellas que por su situación de discapacidad no puedan ponérsela y quitársela, o que presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

¿Y si voy a hacer deporte individual al aire libre? En ese caso, también quedas exento. Las autoridades sanitarias recuerdan que su uso debe hacerse siempre de forma complementaria a otras medidas de prevención como la higiene de manos o el mantenimiento de la distancia interpersonal.

Higiene de espacios públicos y privados durante la “nueva normalidad”

El Real-Decreto-ley aprobado por el Gobierno recoge también las medidas de higiene que deben tomarse en esta nueva normalidad en lugares públicos y privados como tiendas, restaurantes, hoteles, espacios deportivos o en los centros de trabajo.

En estos espacios se deben adoptar medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas. Además, en algunos se han establecido límites de aforo y otras pautas de acondicionamiento para garantizar la seguridad de los usuarios.

Y muy importante, se deben evitar aglomeraciones y garantizar, en la medida de lo posible, el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal mínima de 1,5 metros.

Las Comunidades Autónomas serán las encargadas de establecer las normas en cuanto al aforo y el acondicionamiento de espacios.

Distancia interpersonal de 1, 5 metros

A la espera de la ansiada vacuna 0 de un tratamiento sólido, el distanciamiento social es una de las medidas de la nueva normalidad más eficaces para evitar rebrotes.

Debe respetarse un espacio interpersonal mínimo de 1,5 metros siempre que sea posible y, en caso de que no sea así, hacer siempre uso de la mascarilla.

¿El motivo? El nuevo coronavirus se transmite por el contacto con las secreciones respiratorias de las personas contagiadas, que pueden infectarnos si entran en contacto con nuestra boca, ojos o nariz.

Las autoridades han estipulado esta distancia prudencial porque es el alcance que pueden tener las partículas respiratorias cuando tosemos o estornudamos.

Te puede interesar