Médicos celebran el alta del niño sobreviviente de tragedia en Villa el Salvador

El pequeño Sergio, quien sobrevivió a la tragedia de Villa el Salvador, fue dado de alta  del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de Breña.

Los milagros existen. Sergio, un niño de siete años de edad que resultó afectado por la deflagración del pasado 23 de enero en Villa el Salvador, fue dado de alta el viernes (19) por médicos del servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) Breña, y ha sido recibido en su casa como el mejor regalo por el Día del Padre.

Después de permanecer 148 días internado, su recuperación ha sido favorable. Con una enorme sonrisa y actitud totalmente  positiva, el pequeño dejó el nosocomio, dirigiéndose a su domicilio en dicho distrito donde estará junto a su progenitor para celebrar el Día del Padre.

Padre Coraje

Juan José Riveros es un verdadero “Papá coraje”. Luego de apoyar a su familia en los momentos más difíciles, estuvo dando aliento a su hijo Sergio durante estos últimos 5 meses, realizando un gran sacrificio para ver a su niño recuperado.

Durante ese periodo, el papá del niño se ha ganado el cariño del personal del hospital y cumplirá su más grande deseo que es pasar el Día del Padre junto a su más preciado tesoro: el pequeño Sergio.

Recuperación del niño Sergio

En medio de la tragedia de Villa el Salvador, el niño llegó con el “63% de su cuerpo afectado por quemaduras de II y III grado, además de las vías respiratorias, explicó Marga Callupe, jefa del servicio de Cirugía Plástica y Quemados

“Permaneció en UCI dos meses, recibiendo la atención del equipo de intensivistas; luego de superar esta etapa crítica, fue trasladado al Servicio de Cirugía Plástica y Quemados” recordó la especialista.

Al inicio el niño pasó por momentos difíciles. Fue sometido a doce intervenciones quirúrgicas para recuperar la piel que había perdido producto de la quemadura, “Se le realizó escarectomía, autoinjerto, xenoinjerto, homoinjerto y limpiezas quirúrgicas”, indicó la Dra. Callupe, quien resaltó el trabajo de los cirujanos, anestesiólogos, enfermeras del Centro Quirúrgico y Banco de Sangre.

Durante este tiempo recibió atención de un equipo multidisciplinario conformado por médicos intensivistas, cirujanos plásticos, pediatras y del personal de enfermería quien le ofreció un cuidado permanente las 24 horas del día. Además, el pequeño llevó terapia del dolor, soporte nutricional, apoyo psicológico, servicio social y terapia física y ocupacional. La cobertura estuvo a cargo del Seguro Integral de Salud (SIS).

Callupe agradeció el apoyo voluntario de personas e instituciones que se solidarizaron con los niños; con la donación de unidades de sangre, así como al Shriners Burn Hospital for Children de Galveston Estados Unidos, que donó piel humana para las intervenciones quirúrgicas.
 

Te puede interesar