Infarto cardíaco: ¿Quiénes tienen más riesgo a sufrirlo?

Las personas más propensas a sufrir paro cardíaco son los que sufren de hipertensión, diabetes y antecedentes genéticos.

Los problemas de salud pueden ocurrir en cualquier momento, por ello es importante asistir a un centro médico para realizarse chequeos cada cierto periodo y así prevenir alguna enfermedad como los infartos cardíacos.

Asimismo, expertos del Ministerio de Salud (Minsa) advirtieron que todas las personas a partir de los 40 años deben acudir una vez al año al establecimiento de salud a realizarse una prueba de glucosa y nivel de colesterol, más aún si tiene sobrepeso y obesidad.

Además, Jorge Hancco, responsable técnico de la Dirección de Prevención y Control de Enfermedades No Trasmisibles, Rara y Huérfanas del Minsa, indicó que si la persona ha tenido familiares directos en primer grado y ha sufrido un infarto, es muy probable que también lo tenga a temprana edad.

Por ese motivo, deben someterse a los exámenes mencionados aquellas personas con factores de riesgo como: hipertensión, diabetes, antecedentes genéticos y los que tienen una mala alimentación.

El especialista indicó que el estrés es otro factor de riesgo para el infarto porque aumenta la presión arterial. En el caso de los diabéticos, la glucosa en la sangre daña las células del cuerpo.

En los hipertensos el riesgo aumenta porque el músculo tiene que bombear con más fuerza la sangre y llegará un momento en que ya no podrá hacerlo con la misma fuerza que antes, por lo que llega a un estado de insuficiencia cardiaca.

Infarto y paro cardíaco

Explicó que el infarto ocurre cuando el músculo cardíaco deja de recibir irrigación sanguínea debido a la obstrucción de las arterias, producto de años de arterosclerosis, por lo que el corazón puede dejar de latir.

El paro cardiaco, en cambio, se da cuando el corazón deja de latir y ya no hay forma que llegue oxígeno al cerebro u otro órgano del cuerpo, puede ser por una arritmia o porque dejó de llegarle sangre al corazón producto de un infarto cardíaco o por un problema traumático. Este puede causar la muerte inminente.

En los hombres, el infarto se presenta como un dolor torácico opresivo en el pecho que se irradia por lo general hacia el lado izquierdo, al hombro, hacia el brazo izquierdo y también hacia la mandíbula.

En las mujeres, no necesariamente presentan el dolor opresivo. Ellas tienen una sensación de angustia y ansiedad. Ello hace que a las mujeres se les identifique con un mayor retraso.

Recomendación

En todos los casos, un profesional de la salud debe evaluar su estado de salud y le recomendará una alimentación saludable, actividad física según su edad y en los pacientes diabéticos controlar los niveles de glucosa.

Los medicamentos para el tratamiento de la diabetes y la hipertensión, son gratuitos en los establecimientos de salud del Minsa, agregó.

Te puede interesar