Yoga en pareja: conoce los beneficios de practicar este deporte

El yoga ayuda a mejorar la salud mental, concentración, relajación y fortalecer la relación de pareja.

Como es de conocimiento, la práctica de actividades deportivas brinda grandes beneficios a la salud, pero ¿sabías que también ayuda en tu relación? Si, esto es posible mediante la práctica del yoga.

Debido a las diferentes actividades que realizamos en el día se genera estrés, por lo que muchas veces dejamos de lado a nuestra pareja. Ante ello, la mejor forma de pasar tiempo con tu pareja es practicando el yoga, ya ofrece beneficios a nivel individual y la relación en muchos sentidos.

Por ello, con el ánimo de incentivarte a la práctica de este deporte que le hace bien a tu salud física y mental, en las siguientes también te mencionamos los efectos positivos en tu relación sentimental, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

1. Fomenta la confianza y el trabajo en equipo

Cuando se practica el yoga se necesita realizar algunas posturas y es ahí donde necesitas a tu pareja para poder apoyarse el uno al otro. Por tanto, el yoga en pareja nos ayudará a complementaros el uno al otro, a confiar en que la otra persona pone también de su parte y a apoyaros mutuamente. Esto se traduce en un ejercicio de confianza mutua y seguridad que puede fortalecer la relación.

2. Mejora la comunicación no verbal

Para practicar yoga en pareja es importante la compenetración. Para ello, debe existir comunicación y entendimiento. Por lo tanto, el yoga los ayudará a desarrollar o a potenciar elementos de comunicación no verbal como miradas, gestos, etc.

3. Estrecha lazos

Durante las sesiones de yoga se crea un ambiente único que invita, sin duda, a estrechar los lazos entre ambos. Es así que, después de la clase de yoga se sentirán con calma y serenidad, con más empatía y relajados.

4. Contacto físico

El contacto físico como un abrazo es una muestra del amor que sentimos hacia la otra persona. Por eso, el yoga es una disciplina ideal para parejas, porque invita al contacto físico en un estado de relajación mental especial.

Asimismo, este contacto está basado en la compenetración de los cuerpos de ambos, necesario para conseguir realizar las diferentes posturas. De este modo, el objetivo es que ese contacto os lleve a entender el propio cuerpo y el del otro, conectando a nivel físico.

Te puede interesar

SÍGUENOS