Diarrea infantil: 4 remedios caseros para tratarlo

La diarrea en los niños puede prevenirse y también tratarse de forma natural con los remedios caseros que, a continuación, te mencionaremos.

La diarrea infantil es uno de los problemas gastrointestinales más comunes que afectan a los niños la provoca evacuaciones líquidas y frecuentes, la cual puede afectar la salud de los menores. Ante esta situación muchos padres optan por comprar medicamentos; sin embargo, la naturaleza también nos ha brindado una opción natural de aliviarlo.

Es importante señalar que la diarrea en los niños se puede ocasionar por diferentes situaciones y que es necesario que asistan con un especialista. Mientras tanto, estas molestias se pueden disminuir con algunos remedios caseros que, en las siguientes líneas te lo describiremos, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

1. Infusión de manzanilla

Ingredientes

1 cucharadita de flores de manzanilla (7 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo. Luego, rapa la infusión, espera que repose 10 minutos, cuélala y tómelo. Recuerda que este remedio casero puede tomar los niños hasta dos veces al día.

2. Infusión de hinojo

Ingredientes

1 cucharada de hinojo (15 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega el hinojo en una taza de agua hirviendo. Después de ello, tapa la infusión, déjala refrescar 10 minutos y fíltrala con un colador. Recuerda que un niño dedo tomar esta infusión hasta dos veces al día.

3. Bebida de manzana

Ingredientes

2 manzanas

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Lava, pela y corta las manzanas en varios cubos. Luego, ponlas en una olla y agrégales el agua. Hierve la bebida durante 10 minutos, a fuego bajo y listo, deja que tenga una temperatura adecuada para ser ingerido. Asimismo, distribuye la bebida para 4 o 5 tomas pequeñas al día.

4. Agua tibia con limón, sal y bicarbonato

Ingredientes

El zumo de un limón

2 tazas de agua (500 ml)

½ cucharadita de sal (3 g)

½ cucharadita de bicarbonato de sodio (3 g)

1 cucharada de azúcar (15 g)

Preparación

Exprime el zumo de un limón fresco y dilúyelo en el agua. Consecutivamente, agrega la sal, el bicarbonato y el azúcar, y mezcla bien. Recuerda que, ante la primera señal que el niño tengo el estómago flojo se puede servir media taza de este remedio casero.

Recuerda que, si los síntomas no mejoran con estos remedios caseros, es necesario que acuda a un centro de salud para reciba el tratamiento adecuado.

Te puede interesar

SÍGUENOS