Dieta Alea: ¿cómo combatir la obesidad sin pasar hambre?

La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa que puede causar serias consecuencias en la salud.

Ya sea por los malos hábitos alimenticios, por genética o por el sedentarismo, lo cierto es que la obesidad es una de los problemas más comunes que padece la mayoría de la población, y que si no es tratado a tiempo puede ocasionar problemas muy serios en salud.

Las dietas son una excelente alternativa para bajar de peso de forma natural. Pero, ¡ojo! Estas deben ser saludables y, sobre todo, deben contener los nutrientes necesarios para continuar con mucha energía nuestras actividades del día a día.

La dieta Alea es una de ellas. Se trata de un régimen alimenticio que se caracteriza por contener platos deliciosos y fáciles de preparar. Lo más importante es que no pasas hambre y estas bien alimentada.

 Y es que este modelo alimentario no te dice qué comer y qué no. Por el contrario, te enseña cómo distribuir tus alimentos de forma saludable, procurando de que te mantengas satisfecha todo el tiempo y sin tener antojos descontrolados.

El secreto está en la moderación de los alimentos, y también seguir una serie de consejos para que la dieta alea funcione perfectamente, y son los siguientes:

- Comer pescado y carne, sí, pero tres veces por semana.

- La leche, el queso y yogurt pueden ser ingeridos todos los días.

- ¿Embutidos? Una vez por semana.

-Las pastas también estás permitidas, pero, máximo dos veces a la semana.

-Y, por su puesto, se deben ingerir frutas y verduras a diario. Recuerda, son cinco porciones al día.

Además de ello, debes incluir una rutina de entrenamiento. Para ello, debes acudir a un especialista que te asesore sobre tu estilo de alimentación y los ejercicios que deberás hacer, de acuerdo a tu salud.

Te puede interesar