Padres deciden congelar a su hija hasta que haya una cura para su terrible enfermedad

Una pequeña de dos años en Tailandia, fue sometida a una técnica de congelamiento para salvar su vida. 

Una historia  de ciencia, triste pero sorprendente a la vez. La pequeña niña Matheryn Noavaratpong de tan solo dos años de edad, es la primera persona más joven, en ser sometida a la técnica de congelamiento llamada criogenia.

La bebé perdió la batalla contra el terrible cáncer que acabó con el 80% de su cerebro. Al ver la situación, sus padres le quitaron el respirador artificial y decidieron congelarla. Ellos esperan que la ciencia pueda avanzar y curarla algún día.

Lamentablemente Matheryn tenía un tumor de 11 centímetros en el cerebro y tuvo que ser operada en 12 ocasiones sin tener respuesta satisfactoria. La enfermedad que ella padecía se llama "ependimoblastoma" y solo da una esperanza de vida de 5 años.

Después de pasar estos duro momentos, los padres de la pequeña se resignaron y se dieron cuenta que ya no podían hacer nada para salvar la vida de la pequeña, pero con la esperanza de que la ciencia avance, llamaron a la organización Alcor Life Extension Foundation.

Este lugar suele practicar la criogenización (preservación de animales y humanos). Los expertos indican que algún día podrían medicarlos y salaverles la vida. 

Cabe mencionar que este procedimiento solo se puede hacer después de haber declarado muerte legal del paciente y si hay algunas probabilidades, de que en algunos años pueda salvarse. Este tratamiento cuesta 80 mil dólares al año y la familia de Matheryn está dispuesta a pagarlo.

El cuerpo de la niña fue congelado en Tailandia, pero fue enviado a Estados Unidos, donde conservan su cerebro en un contenedor de acero inoxidable con nitrógeno líquido.

Criogenia

Te puede interesar