¿Qué sucede realmente con tu estómago cuando te tragas un chicle?

Esto es lo que sucede con tu estómago cuando te tragas un chicle por casualidad. 

Seguramente en más de una ocasión, durante tu niñez, escuchaste decir a alguien que jamás deberías pasar un chicle porque podría pegarse en tu estómago por muchos años. Pese a que este producto golosinario no está diseñado para la digestión, a continuación te explicamos lo que en realizada pasa con esta parte de tu cuerpo cuando te tragas uno.

Cabe señalar que el chicle es uno de los productos favoritos de los niños, debido a sus coloridos acabados y dulce sabor, el cual está hecho a base de edulcorantes, condimentos y polímeros (una goma que le da ese peculiar ablandamiento).

Según la Sociedad de Química Americana, a pesar que el estómago puede descomponer diversos compuestos del chicle tales como alcohol, aceites y carbohidratos, este no posee las enzimas adecuadas para disolver los polímeros, ya sea en su origen natural o artificial. Por otro lado, el jugo gastico a pesar de estar compuesto de sales y ácidos clorhídrico, tampoco pueden contra esta goma.

Entonces, ¿qué sucede con tu organismo si te pasas un chicle? Tranquila, no pasa nada. Esta golosina continuará su camino en tu sistema digestivo sin provocar daño alguno, como te has podido percatar luego de varios años.

Pero no te confíes, esto no quiere decir que te puedes tragar chicles todas las veces que te de flojera botarla, pues de acuerdo a diversos especialistas, este podría obstruir el tracto digestivo sobre todo en los niños, causando estreñimiento.  

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS