Tener un perro en casa podría ayudar a combatir los riesgos de alergias y obesidad

Un estudio acaba de revelar que los niños que se crían con perros podrían desatollar un mejor sistema inmunológico.

¡A tener más perros en casa! Un reciente estudio realizado por la Universidad de Alberta en Canadá acaba de descubrir y comprobar, que los niños que han sido criados con mascotas presentan un nivel bastante grande de dos clases de microbios que se asocian al menor riesgo de obesidad y alergias.

Los expertos indican que este fenómeno ocurre porque al exponer a los pequeños a la suciedad en sus primeros años de vida, se estaría creando y fortaleciendo las defensas. Sin embargo, los científicos aún no saben con certeza por qué ocurre esta reacción.

¿Cuáles son los buenos microbios para nuestro bebé?

La pediatra, epidemióloga y directora de esta investigación Anita Kozyrskyj, ha podido que las madres que criaron mascotas durante su embarazo y tres meses después del nacimiento de su niño, tienen bebés  con las bacterias de los géneros Ruminococcus y Oscillospira.

Diferentes estudios anteriores han corroborado que estos microorganismos están relacionados con una baja probabilidad de tener obesidad o alergias durante la niñez.

La doctora Anita indica que al tener mascotas (sobre todo perros) en el hogar, podría cambiar la flora intestinal de la mamá y esto genera un cambio en el bebé dentro de la barriga.

Incluso explica que el efecto ya está hecho con las personas que deciden dar a su mascota en adopción antes del parto. Este sano intercambio de microorganismos ayuda a la salud de los bebés mucho antes que lleguen al mundo.

Te puede interesar