Estudio científico señala que las personas que comen por ansiedad lo hacen para ocultar lo que sienten

Estudio científífico detalla la relación entre la comida y los sentimientos.

En la actualidad cada vez es mayor el índice de personas que presentan sobrepeso y desconocen el veradero origen de este, por lo que a veces le hechamos la culpa al trabajo, el estrés y la rutina.

Ante esta problemática que se observa, un grupo de estudiosos público un artículo en el Journal of Clinical Investigation, que la causante del problema de obesidad estaría en la relación que tiene la comida y nuestros sentimientos.

NO DEJES DE LEER: ¿Cómo detectar y tratar la tiroides? Aquí te lo contamos

La relación entre ellos siempre ha estado presente, por ejemplo, cuando sentimos que todo nos va mal queremos consumir alimentos dulces o frituras; sin embargo, en ocasiones el consumo de comida se debe a que buscamos ocultar nuestros sentimientos.

Patricia Sangenis, miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología identificó cuales son las razones por las cuales queremos ocultar nuestros sentimientos.

- Tenemos la necesidad de seguir consumiendo alimentos a pesar de haber terminado de comer. En ocasiones esto se debe por ansiedad o depresión.

- Después de consumir demasiados alimentos nos sentimos culpables y por ende en ocasiones estamos tristes.

- A veces solo tenemos hambre emocional y la confundimos con la física.

TAMBIÉN LEE: Seis mitos y verdades que desconocías sobre el café

Según la American College of Cardiology, uno de las formas de evitar que comas innecesariamente es que antes de ingerir algún alimento te tomes un tiempo para respirar profundamente varias veces.

Te puede interesar