¿Qué alimentos debo comer para tener un embarazo saludable?

En el embarazo la alimentación es importante, ya que es la principal fuente de nutrición del bebé. Por eso debemos saber que alimentos comer y cuáles evitar.

Durante el embarazo, la alimentación debe ser sana, variada y equilibrada, ya que esta es la principal fuente de alimentación y la que influye en el desarrollo de nuestro bebé. Por eso es muy importante saber qué alimentos debemos comer y qué comidas o bebidas se debe evitar.

Debemos tener en cuenta que nosotras somos las encargadas de suministrar a nuestro bebé todos los nutrientes que le ayudará a desarrollarse saludablemente. Por eso durante el embarazo necesitamos consumir comida sana que contengan calcio, ácido fólico, hierro y proteínas.

ÁCIDO FÓLICO:

Este es importante durante el embarazo, ya que tiene como función prevenir los defectos que pueden surgir en el cerebro y la medula espinal del bebé. Esta vitamina se encuentra en las verduras de hoja verde, cereales fortificados o enriquecidos, panes y pastas, frijoles y cítricos.

CALCIO:

Durante el embarazo, el bebé en desarrollo necesita calcio para tener huesos y dientes fuertes, así como ayudar en el desarrollo de su corazón, nervios y músculos. Además si no consumimos suficiente calcio durante la gestación, este será extraído de nuestras reservas. Por eso es importante alimentarnos de leche, yogurt, queso, sardina o salmón u verduras de hoja verde como la col rizada y la col china.

HIERRO:

El hierro es un mineral imprescindible para la formación de los glóbulos rojos de la sangre, sobre todo durante el embarazo. Ya que si no lo obtenemos podría provocar anemia. Por eso debemos incluir alimentos como la carne, pollo pescado frijoles y guisantes secos, cereal fortificado con hierro. Además de una buena fuente de vitamina C, por ejemplo, un vaso de jugo de naranjas todas las mañanas.

PROTEÍNAS:

Durante el embarazo es necesario incrementar el consumo de proteínas, porque ayuda a construir órganos importantes del bebé, como el cerebro y el corazón. Lo podemos encontrar en la carne, pollo, pescado, frijoles y guisantes, huevos, nueces, quinua, garbanzos, almendras, frutas, verduras, proteínas magras, granos integrales y productos lácteos.

Frutas y verduras:

Desde el segundo o tercer trimestre se debe consumir entre cinco y 10 raciones de frutas y verduras, ya que estos alimentos son bajos en calorías y ricos en fibra, vitaminas y minerales.

Proteína magra:

Los alimentos ricos en proteínas magra incluyen carne, pollo, pescado, huevos, frijoles, queso, leche, nueces y semillas. Estos ayudan al crecimiento del bebé.

Granos enteros:

Estos alimentos proporcionan fibra, hierro y vitaminas B, puedes consumirlos en cereales integrales, como avena, pasta de trigo integral o panes y arroz integral.

¿Qué alimentos no se debe evitar durante el embarazo?

Cafeína: 

Consumir menos de 200 mg de cafeína por día, que es la cantidad que se encuentra en una taza de café de 12 onzas, generalmente se considera seguro durante el embarazo.

Alcohol:

El consumo excesivo de alcohol durante el embarazo se ha relacionado con trastornos del espectro del alcoholismo fetal, un grupo de afecciones que pueden incluir problemas físicos y problemas de aprendizaje y conducta en bebés y niños.

Alimentos no pasteurizados:

Las mujeres embarazadas corren un alto riesgo de enfermarse por dos tipos de intoxicaciones alimentarias: la listeriosis, causada por la bacteria Listeria, y la toxoplasmosis, una infección causada por un parásito, que se pueden encontrar en la leche no pasteurizada, hot dog y ensaladas compradas.

Te puede interesar

SÍGUENOS