Dark: ¿Cómo funcionan los viajes en el tiempo en la serie?

¡Tic tac! ¡Tic tac! Estamos a menos de una semana para el estreno de Dark en Netflix y hemos querido contarte un poco los viajes en el tiempo.

Han pasado casi tres años desde que se estrenó Dark en Netflix, pocos imaginamos que esta serie alemana iba a causar furor alrededor del mundo. Y no es para menos, desde la trilogía de “Volver al futuro” no hemos vuelto a ver una trama que nos enganche tanto sobre los viajes en el tiempo.

En este caso, la historia está llena de misterios no resueltos y secretos que desgarran a cada uno de los personajes, y que nos mantienen a nosotros como espectadores pegados a nuestro asiento.

La trama nos ubica en un pueblo de nombre Winden donde han ocurrido una serie de desapariciones de menores, un problema que ha perseguido a esa pequeña comunidad por mucho tiempo.

Tras la desaparición de uno de los niños, un joven descubre de la existencia de un agujero de gusano que le permite realizar diversos viajes en el tiempo.

Es aquí que la situación se complica.

¿Cómo funcionan los viajes en el tiempo en Dark?

La serie nos muestra tres principales espacios temporales, divididos uno de otro en 33 años. El principal se sitúa en 2019, el segundo en 1986 y el tercero en 1953.

La cueva que se encuentra en el bosque de Winden es la principal fuente de viajes en el tiempo, un espacio en el que, luego de un accidente nuclear en el área un 27 de junio 2019, se generó un agujero de gusano que traslada a uno de los personajes 33 años atrás.

Pero, ¡ojo! Este lugar no es tan fácil de utilizar. Cada puerta del corredor te puede adelantar o retroceder en el tiempo.

Claro, esto hace que todo se enrede más, no es tan fácil como lo hacen ver Avengers: Endgame, y ha provocado que aquellos que han realizado estos viajes a través de estos túneles usen una serie de cadenas para guiarse.

Otras de las formas para viajar es utilizando una peculiar caja con mecanismos, sí: una máquina del tiempo. Este raro artículo se puede llevar como una maleta, no obstante, su uso resulta un tanto complicado. Para conseguir que funcione necesitas un elemento radioactivo, aquel que dio pie al Big Bang.

Bueno, de acuerdo a la lógica científica de la serie, ambas “máquinas del tiempo” funcionan con la teoría del ciclo lunisolar, que habla que cada 33 años las estrellas se alinean, de determinada manera que, permite la creación de agujeros de gusano que nos pueden llevar a distintos espacios temporales.

La prueba de esta teoría es que cada 33 años los calendarios solares y lunares se encuentran.

¿Puede modificarse el pasado con los viajes en el tiempo en Dark?

No, quizá, la verdad es que nada es seguro. En esta serie se explora la teoría del “closed timelike curve” que se trata de que, cuando un destino está sucediendo, es casi imposible deshacerlo. En pocas palabras, el tiempo es un círculo que retorna a un inicio.

No se habla de nuevas líneas temporales o cambios en el futuro por el efecto mariposa, en los viajes en el tiempo de Dark, cambiar el futuro con las acciones en el pasado es tan fácil como se lee, pues te encuentras atrapado en un círculo sin fin.

La conclusión sobre cómo funcionan los viajes en el tiempo en Dark es sencilla: el tiempo no es lineal y según la teoría de esta serie, así como todos los eventos del pasado afectan al futuro, el futuro influye en los acontecimientos pasados.

Si a los viajes en el tiempo en Dark le sumas los secretos de las familias involucradas, te quedas con una serie perfecta para no dormir todo el fin de semana. Eso sí, no olvides tener cerca un calendario, porque podrías llegar a olvidar en qué año estás.

Te puede interesar