Denuncia que pastor evangélico pedía favores sexuales a cambio del “perdón divino”

Una estudiante de psicología denunció al religioso por temor a represalias hacia ella y su familia.

Un pastor evangélico se olvidó de todo lo profesado para acosar sexualmente a una estudiante de psicología. La joven denunció que recibió amenazas luego que se negara a practicarle sexo oral a cambio de obtener el “perdón divino”.

Según el relato de la víctima, ella estaba dispuesta a entablar una relación con el acusado, pero se enteró que este era casado, por lo que decidió alejarse. Ante ello, el pastor le ofreció darle “el perdón” a cambio de tener sexo.

Tras la negativa, la estudiante indicó que el hombre amenazó con viralizar fotos íntimas suyas, además de ponerle trabas en el ámbito laboral al usar sus conexiones políticas y sindicales en la zona, a fin de que no consiga un trabajo.

No satisfecho con estas represalias, el pastor empezó a acosar a su víctima en las redes sociales con mensajes en los que le advertía “que iba a salir perjudicada” sí seguía con la acusación.

Todas las amenazas orillaron a la muchacha a recurrir a la policía, ya que sentía su seguridad y la de su familia totalmente vulnerable.

“No me animé a denunciarlo en ese momento por miedo. Pero llegó a tal extremo la situación de intimidación que decidí presentarme a la Policía”, declaró la joven.

Por su parte, Mauricio Giménez, el pasto, se defendió desde su perfil público en Facebook y se refirió a la denuncia en su contra como "una parodia" destinada a ensuciarlo.

"Sé que todas las personas que me aman y conocen mi forma de ser saben muy bien quién soy. En principio, quiero decir que lo que se me acusa no es cierto. Pero no soy responsable, sino la justicia para decirlo y aclararlo”, escribió.

Te puede interesar