Melina León: Primera directora peruana en presentar su obra en Cannes

Melina León es la primera ganadora de los Premios Wapa 2020, reconocida por su trayectoria y ser primera directora peruana en presentar obra en Cannes.

Melina León es una cineasta peruana que está dejando en alto el séptimo arte de nuestro país gracias a su ópera prima Canción sin nombre. El filme fue grabado en Ayacucho y está ambientado en la década de los ochenta (en la época del conflicto armado interno). Basado en hechos reales, aborda el tema del tráfico de niños en hospitales fantasma.

La película gira en torno a la historia de Georgina Condori (Pamela Mendoza Arpi), una joven ayacuchana a quien le roban su bebé recién nacido después del parto. El caso es investigado por el periodista limeño Pedro Campos (Tommy Párraga), quien, en el contexto de la crisis política de la época, decide indagar en este recurrente fenómeno. Debido a la violencia que acecha su tierra natal, la protagonista migra a Lima y, junto a Campos, emprende una desesperada e insaciable búsqueda para encontrar a su hijo. 

A pesar de la escasa publicidad que tuvo en un inicio, Canción sin nombre ya ha sido proyectada en más de 80 festivales de cine internacionales, y a la fecha supera los treinta galardones y reconocimientos de distintas partes del mundo. Pero, sin duda, el logro más resonado ha sido la presentación de la obra en la Quincena de Realizadores de la 51a edición del Festival de Cannes, hecho que convirtió a Melina León en la primera mujer peruana en estrenar su trabajo en este prestigioso certamen de cine.

El enorme reconocimiento que ha recibido el filme entusiasma a su directora, pero no hace que olvide lo difícil que fue llegar hasta este punto. Desde un principio, Melina enfrentó muchos obstáculos que trataron de entorpecer su sueño: las dificultades económicas, la carrera contra el tiempo y, sobre todo, la lucha contra los estereotipos y el machismo en la industria cinematográfica.

Hoy, gracias a su atrevimiento, no solo en su forma de hacer cine, sino también en su manera de pensar, Melina León deja al Perú en alto y nos demuestra que en esta época de cambios debemos luchar por lo que queremos. Como dice ella, “para ser artista hay que ser valiente y asumir la responsabilidad con total sangre fría, porque la vida es corta y más vale hacer lo que uno quiere, aunque cueste”. 

Te puede interesar