¿Qué es el ‘Hairskincare’ y cómo realizarlo para obtener un cabello sano y bonito?

Nuestro cuero cabelludo también requiere una rutina de cuidado de la piel. Conoce el tratamiento ‘hairskincare’ para restaurar el estado de tu pelo.

Muchas veces nos concentramos en el cuidado de nuestra piel y pasamos por alto la importancia de tener también una rutina capilar para conseguir que nuestro cabello esté sano y, en consecuencia, bonito.

Y, como en la mayoría de cuestiones, se debe resolver de raíz, en este caso, del principio, es decir, desde el cuero cabelludo. Por ello existen algunos tratamientos como el ‘hairskincare’ que permiten reiniciar nuestra melena así como lo hacemos con la dermis de nuestro rostro.

El cuero cabelludo sufre las consecuencias del estrés, la contaminación y polvo que recibimos por lo que se vuelve inestable y genera que nuestro pelo se vuelva débil, quebradizo y apagado. De acuerdo al experto en diagnóstico capilar, Sergio Ruiz, fundador del salón Hair By Sergio, “un cuero cabelludo sano debe estar libre de rojeces, caspa, grasa, descamación, comezón o costras cutáneas de color blanco, amarillo o picores. Para diagnosticar cualquier alteración en su salud, lo mejor es una exploración profesional con tu peluquero de confianza”.

En ese sentido debemos estar muy atentas para notar el mensaje que nuestra melena tiene para nosotros y cómo podemos ayudarla a que luzca mejor. Si algo no anda bien con tu pelo o tienes algunos síntomas a los mencionados entonces es mejor consultar con un especialista.

¿Cómo se realiza el hairskincare’?

El primer paso será elaborar un diagnóstico de tu melena con la rutina que tienes, los productos que utilizas y si has percibido alguno de los síntomas con frecuencia. Esta información será útil para que un dermatólogo o especialista te ayude a saber en qué estás fallando con tu melena.

El segundo paso es verificar si realmente realizas un correcto lavado de cabello, estos pequeños detalles te servirán para saber qué cambios debes emprender en beneficios de tu salud capilar.

Según los especialistas no debemos rascar el cuero cabelludo sino frotarlo delicadamente con las yemas de nuestros dedos mientras realizamos suaves masajes, debemos evitar a toda costa el agua caliente y no poner demasiada fricción cuando secamos el pelo con la toalla.

El tercer paso será incorporar algunos pasos previos al lavado como la exfoliación capilar, quizá bastante olvidado porque se piensa que no es necesario. No obstante, así como con la piel del rostro es fundamental remover las células muertas de esa zona también. Después de ello debemos emplear mascarillas capilares que ya elaboradas o fabricar las nuestras de forma casera.

No olvides que una variable a tener cuenta es tu tipo de pelo pues si es graso podrás exfoliar tu pelo una o dos veces por semana mientras que si es seco solo cada 15 días. Asimismo, será importante la correcta elección de productos que te ayuden en tu misión de limpiar a profundidad y resetear tu melena.

Te puede interesar