¿Desinterés en la moda durante la cuarentena? Te contamos por qué

A causa de la pandemia del coronavirus la industria de la moda se enfrenta a grandes pérdidas.

A raíz de la pandemia por coronavirus muchos establecimientos textiles han tenido que cerrar generando merma en la moda. La mano de obra en ese sector representa un 4% de trabajo en España frente al 2,8% de aportación al PIB.

Y como vemos las pérdidas son cada vez más mayores. No sólo en cuanto a stock, sino también en el costo de los alquileres que son importantes en el momento de calcular una cifra.

Es obvio, que no todas las tiendas podrán asumir toda la inversión necesaria, además de que la venta online con las justas llega al 10% del total.

Panorama desalentador para la moda en tiempos de COVID-19

Las grandes marcas del mundo de la moda aún mantienen la esperanza, debido a que los establecimientos en otros países donde el coronavirus no ha tenido un menor efecto, han comenzado a reabrir en esta semana.

Las ventas online se han incrementado en los últimos días de confinamiento debido a las promociones y descuentos de hasta 50% que las marcas han aplicados sobre sus prendas.

En las primeras semanas cuarentena, apenas se buscaba compra por Internet por miedo al contagio.

A pesar de que las tiendas físicas empezaron a abrir desde quincena de mayo, nadie duda que la crisis de salud pública inicie un cambio en la moda y en la forma que consumimos. No solo por las pérdidas en el sector, sino porque la manera de comprar también será diferente.

Desinterés en la moda y en consumir durante la pandemia

Desde que inicio la cuarentena, muchos hemos comprobado que no necesitamos tener muchas ropas y que a veces compramos prendas que ni si quiera terminamos de usar.

Todo apunta a que se está racionalizando el consumo y a la adquisición de productos más duraderos y no “utilizar y tirar”. Es posible que de ahora en adelante se le dará más valor a las piezas atemporales, sí esos básicos que podemos usar en distintas estaciones y que evitará el conocido “fast fashion” o moda rápida.

Al parecer, la sostenibilidad y el comercio online serán los mayores beneficios que han aparecido en esta pandemia. Por ese lado, la población es más consciente de la contaminación a raíz de la industria de la moda y que es más sencillo en invertir en productos de calidad.

Por otro lado, se prevé que las ventas por Internet supongan un 40% del total de aquí a 10 años.

Te puede interesar