5 errores comunes que cometemos al usar perfume y cómo corregirlos

Un experto en aromas nos brindó soluciones y algunos consejos para sacarle el máximo provecho a este producto.

Usar perfume es un paso sencillo, tan solo lo rocías y listo. Pero llevarlo correctamente es otra historia diferente, y no cabe duda que muchas veces solo nos conformamos con aplicarlo en las zonas que creemos convenientes, pero hay mucho más que eso. Por eso, aquí te mostramos los cinco errores más comunes que las mujeres cometemos al comprar y usar perfumes, y cómo solucionarlos.

1. Frotarlo:

Un error muy común que muchas mujeres cometen es el de frotar sus muñecas cuando rocían su perfume, porque piensan que así durará más. Bueno, en realidad esto es “muy malo”, reveló el experto en perfumes francés, Francis Kurkdjian. La fricción creada por el roce "calienta la piel, lo que produce enzimas naturales que cambian el curso del olor", explicó. Para preservar la integridad de su fragancia (y también asegurarse de que dure más tiempo en su piel), rocíe ambas muñecas ligeramente, deje que el líquido penetre y luego no haga absolutamente nada, dijo Kurkdjian.

A

2. Lo estás guardando en el lugar equivocado:

El perfume es extremadamente sensible a los cambios ambientales, por lo que los cambios de temperatura “provocan reacciones químicas inesperadas dentro de los ingredientes naturales, y por lo tanto envejecen el perfume más rápido", reveló Kurkdjian . Los rayos ultravioletas del sol, por ejemplo, puedes alterar el color y el aroma de tu fragancia. Por eso – para sorpresa de muchos- el mejor lugar para guardarlo sería en la caja en la que vino originalmente.   

a

3. Ignoras la palabra ‘sintético’:

"A la gente le encanta la idea de los perfumes naturales, pero eso no siempre existe", dijo el experto franco-albanés, recordando al almizcle, que antes se derivaba de los animales y que ahora aporta suavidad al aroma y realza su sabor. Otros olores, como la peonía, la Fresia y el lirio del valle, no se pueden obtener por extracción natural porque no liberan ningún aroma, obligándolos a ser recreados con una mezcla de moléculas sintéticas. Por eso, Kurkdjian dice que una mezcla de aceites esenciales, absolutos e ingredientes hechos por el hombre aseguran el aroma de la más alta calidad.

a

4. Lo bueno viene en tallas pequeñas:

Según los expertos, el perfume debe consumirse a paso ligero. Mantener una botella a medio usar permite que el oxígeno – “el enemigo mortal del perfume”, según Kurkdjian- rompa lentamente las moléculas del aroma, alterando su composición. Claro que, usas tu fragancia a diario, es probable que una botella grande de 6.8 mililitros no se desperdicie, dice, pero en los demás casos, Kurkdjian prefiere recipientes más pequeños (en el rango de 2.4 a 1.2 mililitros) porque pueden permanecer frescos hasta por tres meses. ¿Y si te enfrentas solo a una botella de tamaño bastante generoso en el mostrador de perfumes? Suponiendo que, si tiene un tapón de rosca o un tapón, siempre puedes decantar el líquido en viales más pequeños o meter tus fragancias medio vacías en el refrigerador para mantener su floración.

a

5. Dónde lo aplicas es importante:

"El perfume no dura mucho en la piel seca", dictó Francis Kurkdjian, quien sugirió una loción corporal complementaria a tu fragancia o un humectante sin aroma para prevenir cualquier interferencia olfativa y hacer que tu perfume dure más. Además, el experto señaló que los lugares donde aplicamos la fragancia también son importantes, por lo que colocarlos en áreas expuestas al aire libre (los puntos del pulso del cuello y las muñecas o los codos internos, si llevas una blusa sin mangas) es vital. Sin embargo, la única excepción es que, si estas en un clima muy caluroso, es mejor no aplicar el aroma directamente a su cuerpo ya que el sudor de la piel puede destruir el perfume más rápido. En su lugar, Kurkdjian ofreció la alternativa elegante de empañar ligeramente tu cabello, bufanda o pareo. "Debido a que se mueven con el aire, ayuda con la difusión del aroma".

a

No olvides tener estas observaciones en consideración la próxima vez que vayas a rociar tu fragancia. De esta manera, gozarás de todos los beneficios de este emblemático producto de belleza y serás toda una experta en su aplicación.

a

Te puede interesar