¿Cómo cuidar la piel del rostro en invierno?

La piel se vuelve más sensible en invierno. Por ello, es importante tener los cuidados necesarios para prevenir cualquier tipo de afección en la dermis

La resequedad de la piel es uno de los problemas más comunes que afecta a la población, que se produce especialmente en invierno y que se puede generar por muchos factores como el viento, el frío y la calefacción que tenemos en casa o en el trabajo. Por ello, es importante que cuidemos nuestro cutis, en esta época del año. 

Cabe señalar que la dermis se vuelve más sensible en los cambios de temperatura, sobre todo en los tiempos de friaje. Labios partidos, acné, piel escamosa y manos cuarteadas, son algunos de los males más frecuentes.

Y es que cuando la piel siente bajas temperaturas, reacciona casi de forma inmediata. Para revertir el efecto puedes utilizar productos naturales tales como mascarilla de yogurt, aceite de aguacate, de almendras y de bebé, siendo este último el más económico. 

¿Cómo prevenir daños en la piel?

Por ello, la Clínica Angloamericana, brinda algunos métodos que nos ayudarán a cuidar la dermis de forma efectiva.

1.Utilizar crema humectante

Luego del baño, para aprovechar que los poros están dilatados por el calor, coloca una generosa cantidad de crema. No olvides frotar en los dedos y cutículas.

Cabe señalar que, las cremas humectantes no agregan agua a la piel, sino que reducen su tendencia natural al perder humedad.

2. No salir sin protector solar

Muchas veces, se piensa que al estar en invierno estamos protegidos de la radiación solar, y no es así. El clima actual no frena la acción de los rayos del sol, responsables del proceso de envejecimiento.

El cemento, los vidrios, entre otros elementos pueden reflejar los rayos del sol sobre la piel, sino se tiene la protección adecuada.

Es importante tener en cuenta que se debe aplicar bloqueador solar a diario, en especial en el rostro, las orejas y el dorso de las manos.

3. Usar productos con pH balanceado

Como en el caso del jabón. El jabón remueve los aceites naturales de la piel, y si se elimina más de lo necesario hacen que ésta se reseque y se dañe. La recomendación es utilizar productos suaves o neutros, y desechar los jabones que contienen desodorante, perfume o alcohol, de preferencia optar por aquellos que tienen el pH balanceado.

DATO IMPORTANTE:

Recuerda que antes de usar algún producto para la piel, es mejor consultar a un especialista para que te asesore. No todos tenemos el mismo tipo de dermis, es por eso que debemos ser precavidos. No siempre lo que te hace bien a ti, le puede hacer bien al resto. 

Te puede interesar