Perrita en estado de embarazo que fue abandonada recibe nueva oportunidad para sobrevivir

Aunque sus crías no pudieron ser salvadas, esta perrita tuvo una nueva oportunidad de vida.

Los perros en calidad de abandono sufren de forma directa la irresponsabilidad de los seres humanos. Después de que sus familias los arrojan a la calle, ellos intentan sobrevivir, así como lo hacía Lisa, esta madre perruna que lidió contra la crueldad incalculable de las personas; simplemente no hay argumentación para actuar así.

Este es el caso de una peluda que había sido vista en la calle tirada en el suelo aparentemente golpeada, sin poder levantarse y embarazada, lo que volvía su situación aún más grave.

Animal Rescue

A pesar de que la fotografía de esta canina se volvió viral, nadie fue capaz de ir a socorrerla. Una organización rescatista de animales se interesó en salvarla pero ya era muy tarde, porque había perdido a todos sus crías debido a los golpes que recibió. 

"Un niño encontró que una perra callejera embarazada fue golpeada brutalmente y arrojada a la carretera. Nos apresuramos de inmediato pero no pudimos encontrarla. Nuestros voluntarios siguieron buscándola y luego la encontramos caminando por la carretera", informó Animal Rescue en su canal en YouTube.

"Parece que acababa de dar a luz, pero desafortunadamente perdió a todo sus cachorros, sufriendo prolapso rectal y quedando deprimida. Nos preocupaba que pudiera salir corriendo si nos acercamos a ella con comida, pero afortunadamente la comida le llamó la atención", acotó.

Poco a poco estos voluntarios se acercaron hasta la perrita y lograron llevarla a una zona segura, para ayudarla en su rehabilitación. Fue un proceso largo pero valió la pena.

"Estaba extremadamente delgada, deshidratada, débil y anémica, como resultado del abuso durante el embarazo y la pérdida de los bebés. ¿Por qué alguien le hizo eso a esta pobre perra callejera? ¿La golpeó mucho porque solo trató de encontrar comida para sus bebés?", explicó la organización.

Inicialmente, la peluda estaba a la defensiva y se negaba a beber agua, por lo cual necesitaron darle una jeringa llena de suero para rehabilitarla, pero de todas formas ponía resistencia.

Después de unos meses su pelaje ha mejorado, ha ganado peso y su estado de salud está mejorando. Aunque a Lisa todavía le queda mucho para estar en su forma ideal, comienza a dar muestras de la perrita que siempre ha debido ser.

De momento, la can sale a dar paseos y caminar un poco, para disfrutar de todo lo que le arrebataron. Solo busca ser feliz, dar amor y querer incondicionalmente en un su futuro hogar. 
 

Te puede interesar