Perra atrapada en brea asfáltica estuvo a punto de morir, pero lograron salvarla

El hecho ocurrió en Tailandia. El perro quedó atrapado en los desechos que habían botado los obreros.

Los perros, así como cualquier otra mascota, son seres inocentes y juguetones. Algunos no reconocen la maldad o incluso el peligro, lo que muchas veces les juega en contra. Las ciudades no están hechas para ellos, por ende, quienes viven en las calles deben enfrentarse a terribles situaciones y problemas, como le sucedió a esta pequeña cachorra.

En Tailandia, esta peluda cayó a un montón de brea asfáltica, quedando atrapada y prácticamente condenada a una muerte segura. Para su fortuna, algunas personas que estaban cerca del lugar se percataron de su trágica situación.

El hecho ocurrió en un polígono industrial en Nakhon Nayok (Tailandia), donde la irresponsable acción de trabajadores, que tiraron los desechos en un sitio abandonado, puso en peligro a la perra.

(Foto: Viral Press)

Este material generalmente se usa para reparar carreteras y calles, por ende su textura viscosa la atrapó a la traviesa peluda.

Un transeúnte que recorría el lugar la encontró, con casi todo el cuerpo cubierto, salvo por su cabeza (lo que le mantuvo con vida). Podía respirar y beber agua, facilitando en gran parte el arduo labor que realizaron para ponerla a buen recaudo.

(Foto: Viral Press)

Son decenas los animales que transitan por la zona, lo que agrava más la irresponsabilidad de los obreros que arrojaron esos deshechos.

Mientras trataba de salir, más atrapada quedaba la indefensa perra. Esta mezcla de materiales puede ser extremadamente tóxica, pero para buena suerte de la 'lomito' no le provocó daños mayores.

Hasta el lugar llegaron veterinarios y otros voluntarios, también los servicios de emergencia. Entre todos tomaron una excavadora, la tomaron y comenzaron el proceso de limpieza. 

(Foto: Viral Press)

Una vez la sacaron del peligro, la rociaron con aceite de bencina. La goma fue quitándose poco a poco, en un largo proceso que duró más de dos horas.

Cuando ya estuvo limpia, la tomaron y llevaron a una clínica veterinaria, donde fue bautizada como Mali. La perra demostró que tiene alma de guerrera, además de ser amorosa y alegre.

Lamentablemente existen personas que no les importa lo que ocurre con los demás, botando desechos de manera irresponsable y provocando peligro inminente. Dejemos de ser egoístas y pensamos en el resto de seres vivos, ellos también sienten y merecen vivir tranquilos.
 

Te puede interesar