Mujer denuncia a veterinaria por devolver a su perro sin un trozo de lengua

Viviane Celestino expresó su indignación en Facebook al mostrar las imágenes de Scott, un perro de raza poodle, que sufrió un corte en la lengua que le impide comer y/o dormir.

Lo que significaba un simple baño y corte de cabello terminó siendo un daño irreversible en la vida de Scott, un perro de raza poodle, que sufrió un corte en la lengua por personal de una clínica veterinaria. El suceso no quedó impune y la dueña de la mascota hizo una denuncia pública en Facebook haciendo un llamado a las autoridades para exigir justicia.

Viviane Celestino de Souza Costa, que reside en el estado de Quatá, Sao Paulo, Brasil, decidió llevar a su pequeño al centro para animales para que pudieran hacer un cambio de look, pero el resultado que se llevó fue atroz: a su cachorro le faltaba un pedazo de lengua.

Según relata en redes, la clínica se comunicó con ella de manera urgente para informarle que había ocurrido un "pequeño accidente" con Scott, de un año, y cuando se apersonó al establecimiento no recibió algún tipo de explicación y únicamente le entregaron a su mascota, quien lucía un rostro muy triste.

"(El perrito) seguía llorando y yo quería ir allí a romper todo", dijo Viviane de Souza en conversación con G1, agregando que su poodle "no puede dormir ni comer por el dolor" por el maltrato que recibió por parte de especialistas.

¡En contra del maltrato animal!

Pero lo que más indignó a la afectada fue que el personal del establecimiento no brindara algún tipo atención ni medicamento para tratar la lesión del maltratado animal. Y, como si fuera poco, un trabajador le exigió el pago de los 12 dólares por el servicio de corte de pelo que brindó al perrito.

"Siempre fue un perro feliz. Hoy mi perro está lloroso de dolor, tiene miedo, y no ha comido ni bebido hasta ahora (…) Mi Scott, mi chico, mi hijo de cuatro patas, quiero justicia", publicó la mamá humana de Scott a través de Facebook, adjuntando las imágenes de su cachorro.

Una denuncia que merece justicia

A través de Facebook, el portal G1 aseguró que la Policía Civil de Quatá comenzó una investigación para aclarar el hecho y responsabilizar a quienes habrían cometido un presunto maltrato. Ante ello, la encargada de la clínica dio su versión de los hechos y contó que el cachorro mordió las tijeras cuando le estaban quitando pelaje del rostro.

Te puede interesar

SÍGUENOS