Conoce a Elena Larrea, la mexicana que rescata a caballos maltratados

A través de Instagram, Elena mostró su mundo llamado "Cuacolandia" donde alberga a más de 100 caballos que han sido víctimas explotación y abandono por sus exdueños.

El mundo siempre se ha dividido en dos: personas malas y buenas, dentro de este último círculo se encuentra una joven que responde al nombre de Elena Larrea porque, a través de Instagram, ha demostrado su amor incondicional por los caballos al rescatar a decenas de ejemplares del maltrato.

La muchacha, también conocida como el "ángel de la guarda" de los equinos, es una mexicana que fundó "Cuacolandia", una asociación que tiene como principal objetivo brindar un espacio a todo caballo que busque disfrutar sus últimos días de mucha paz y tranquilidad porque la gran mayoría fue explotado.

De acuerdo a una investigación, los caballos son maltratados laboralmente hasta la muerte en tierras mexicanas, es por ello que Elena ha expresado su deseo de que "Cuacolandia no tuviera que existir", pero que tiene que continuar con su misión debido a que "la gente explota y abusa de los caballos hasta su muerte".

El agradable espacio está ubicado en Haras Ciudad Ecológica, en Puebla, y es conocido como un santuario muy grande que hasta el momento alberga a casi 100 caballos, donde todos fueron víctimas de abuso y han sido salvados en este espacio pacifico y lleno de amor, especial para ellos.

Por amor a los animales

Según relata Elena en Instagram, 42 de los equinos que tiene bajo su potestad "fueron explotados en Acapulco", mientras que el resto proviene de otras localidades como Los Reyes de la Paz, generando indignación en la joven porque ven al animal "como una herramienta y no como un ser viviente".

"El maltrato hacia los caballos ocurre en México y es un tema que ocurre a nivel mundial. Debemos entender que los animales están con nosotros, no para nosotros. Los caballos merecen respeto. A la gente se le quedó esa idea, que los caballos 'son herramientas', cuando son seres sintientes. Es tiempo de verlos de otra manera", dijo a CC News.

La COVID-19, otro gran problema

Debido a la pandemia del coronavirus, "Cuacolandia" atraviesa una crisis importante ante la falta de visitas al santuario. "Pueden ayudar colaborando con Cuacolandia, con donaciones, con voluntariado, con trabajo social si son estudiantes, hay muchas maneras de sumarse a esta causa", expresa Elena en un post de Instagram.

Te puede interesar

SÍGUENOS