Un grupo de orcas heridas atacaron a varios veleros en costas de Galicia

Una investigación científica concluyó que tres de estos cetáceos están heridos por chocar con un barco hace un par de meses. Dicho esto, se estarían desquitando con los veleros que navegan por la zona.
 

Últimamente, las costas de Galicia (España) han sido testigos de una particular ataque de orcas en altamar, según reportaron medios especializados.

Al menos dos docenas de embarcaciones, entre veleros y navíos que surcan sus aguas, han sido embestidos por un grupo de cetáceos que actualmente están en la zona, las que se acercan a las embarcaciones con la intención de parar su trayectoria. A veces, los ataques duraban más de sesenta minutos.

Luego de que surgieran varias hipótesis sobre el comportamiento agresivo de las ballenas, hay una hipótesis en particular que está cada vez más comprobada: lo estarían haciendo a modo de venganza, después de resultar heridas al chocar con un barco en el Estrecho de Gibraltar.

Un grupo de investigadores identificó a tres de las orcas como los mismos cetáceos que fueron vistos hace unos dos meses en las aguas del Estrecho, y que fueron heridas en su contacto con dicho barco. Según el estudio, el trío estuvo involucrado en un 61% de los incidentes, que suman un total de 33 en lo que va de año.

Sin embargo, los mismos expertos comentan que no hay evidencia clara de cuándo ocurrió el incidente con el barco en Gibraltar.

"No se sabe ni con qué barco ocurrió ni cuándo. Ni siquiera se tiene la certeza de si el choque se produjo de forma accidental o intencionadamente. No se descarta que en el incidente aversivo pudiera estar implicado un velero o bien que las orcas identifiquen a los veleros como embarcaciones más accesibles y con timones mayores que otras", explicaron Ruth Esteban y Alfredo López, biólogos marinos de la investigación.

Esta última cita hace alusión a la tendencia de las orcas de acercarse a los navíos medianos, dado que les produce curiosidad el hecho de poder embestirlos y frenarlos. Así que estos encuentros podrían ser motivados tanto por rencor como por diversión, o quizá ambas, explican los expertos.

De hecho, los biólogos marinos comentan que las heridas en los costados de las orcas en cuestión —bautizadas como Gladis Negra, Gladis Blanca y Gladis Gris— son muy comunes usuales, producidas cuando rozan su piel con las líneas de pesca industriales.


 


 

Te puede interesar