Perrito se baña en la piscina durante la boda de su humana y se seca en su vestido

Conoce la historia de Finn, el perrito que se volvió viral en Faccebook por su curioso gesto.

No hay duda que la presencia de una mascota en una boda puede hacer que el momento se convierta en cada vez más especial y eso fue lo que hizo este perrito, quien no tuvo mejor idea que secarse en el vestido de novia de su humana. ¡La historia se volvió viral en Facebook!

Esta insólita historia comenzó así. Savannah Bordeau estaba lista para casarse con su futuro esposo, ya tenía todo planificado, la decoración, los bocaditos, dj, y un mágico lugar que tenía una hermosa piscina.

Es así que, el día de la boda llegó y los familiares y amigos llegaron al lugar para disfrutar del gran momento. Pero, también había un invitado especial, el perrito de la novia llamado Finn, quien se vistió para la ocasión.

Todo estaba perfecto, los invitados, la ceremonia, decoración y el perrito con su curiosa corbata, pero mientras el padre estaba casando a Savannah y su novio, algo llamó la atención de Finn.

La piscina que estaba dentro del lugar de la ceremonia fue una tentación refrescante bastante fuerte para Finn, pues él adoraba estar en el agua. Es así que, a pesar de la gran gala y el hermoso atuendo que vestía, no se resistió y fue directo a la piscina.

Mientras el perrito estaba en lugar, los invitados soltaron algunas carcajadas, sin duda se había robado el show. Minutos más tarde, luego que fin dio algunas vueltas y cuando se cansó de nadar, salió de la piscina y se unió a la ceremonia.

Pero su unión fue un acto que pasará como una hermosa anécdota. Resulta que Finn no tuvo mejor lugar que secarse sobre el vestido de su humana.

“Decidió salir y abanicarse con los padrinos de boda y luego corrió a través de un macizo de flores y terminó envuelto en mi vestido”, contó Berdeau.

Sin duda, Finn dejó huella, convirtiendo un día memorable aún más memorable para la pareja y toda la familia. Cabe mencionar que, con un perrito en una boda nunca se sabe que puede pasar, lo cual lo convierte en especial. “Honestamente, no cambiaría nada”, finalizó la historia su “mama”.

Te puede interesar