¿Sabes cómo no desperdiciar energía eléctrica en tu casa? Aquí te lo contamos

A veces no entendemos por qué el recibo de la luz nos viene muy alto, y es que no nos damos cuenta que estamos cometiendo algunos errores. Conoce de cuáles te estamos hablando y sigue estos consejos útiles.

Hoy en día abundan las campañas para cuidar el planeta, sobre todo cuando los recursos se van agotando poco a poco y la contaminación es pan del cada día. Por eso, es importante cuidar la energía de todas las personas. Como primer paso para conseguir un cambio  es conocer de qué maneras desperdiciamos la energía eléctrica, aunque en muchas veces ni nos damos cuenta. Sigue alguno de nuestros consejos para aprender ahorrar energía.

Ahorrar energía eléctrica no es solo es cuestión de cuidar el ambiente, sino también de tu bolsillo, así que no viene mal tomarle un poco más de conciencia. Y es que, a veces pecamos de poco informados y cometemos equivocaciones que son inevitables.

NO TE PIERDAS: Descubre cómo eliminar esas molestosas manchas de la ropa de cama ¡De una sola vez!

Aquí alguno de ellos:

Esta es un lista para cerciorarte que no lo estás haciendo en tu hogar y sí es así, hacer los cambios

1. Electrodomésticos enchufados todo el día

Revisa qué electrodomésticos están enchufados y que no son necesarios, como el microondas, la lavadora, la consola de videojuegos o el aire acondicionado en invierno. Estos artefactos los puedes conectar cada vez que los necesites usar.

2. Mal uso del aire acondicionado o la calefacción

Cada uno es necesario en diferente estación del año, pero son grandes consumidores de energía, y si esto le sumas que muchas veces no sabemos su correcto funcionamiento. Para lograr optimizar el aire acondicionado en verano y la calefacción en invierno, trata que todos los ambientes estén cerrados para que no haya fuga de temperaturas, saber colocar correctamente el nivel de calor o frío. Aunque no lo creas estos detalles son importantes.

 

3. Agua caliente en la lavadora

Se ha hecho casi una costumbre el lavar las prendas con agua caliente, cuando este proceso solo es recomendado en algunas ropas. Este método necesita del 90% de la energía para poder hacer todo el proceso de lavado. Lo mejor es lavar la ropa con agua fría, salvo que en verdad sea necesario.

4. Uso del horno eléctrico

Muchas veces por comodidad usamos el horno eléctrico para calentar un pedazo de carne o cocinar una pizza, cuando perfectamente podemos usar el horno a gas, que es mucho más económico para este tipo de casos.

5. Neveras poco eficientes

Las refrigeradoras antiguas al tener otro tipo de funcionamiento gastan más energía que las actuales. Aunque cambiarlo requiere de una inversión, la verdad es que se puede amortizar con el dinero que te ahorrarás en el recibo de la luz. ¡Saca tu cuenta!

6. Uso del lavavajillas incompleto

En nuestro país los lavavajillas no son muy populares pero sabemos que uno que otro hogar lo tiene. Si bien, este artefacto es muy apreciado por las personas que la usan, consume mucha energía innecesaria si no se usa de forma correcta.

7. Luces de alto consumo

Es recomendable cambiar los focos que se tienen en casa por las LED, ya que estas son más económicas. Así que, llegada la navidad es mejor que también reemplaces las luces decorativas para así tu recibo no te sorprenda.

8. Computadoras

Si ya acabaste de utilizarla es mejor apagar el computador o la laptop. Si, en cambio, la vas a volver a usar es mejor que la pongas en suspendido. Tómate unos minutos para revisar las configuración de gasto de energía, ya que pueden hacer un poco la diferencia.

Si has terminado de usarla durante el día, apaga tu computadora o laptop. Si, en cambio, volverás al cabo de un rato, cierra la laptop, apaga el monitor del ordenador y suspende sus funciones.

TAMBIÉN LEE: Descubre cómo puedes utilizar tu gratificación para aumentar tus ganancias

9. Modo de espera

Hay algunos electrodomésticos como el microondas, DVD, entre otros que tienen la opción de stand by o modo de espera. Puede que sea muy útil en más de una ocasión pero esto no quiere decir que el consumo sea nulo, ya que aún gasta el 5%.

10. El cargador del móvil

Existen dos formas de desperdiciar energía eléctrica con el cargador de celular. El primero es dejándolo conectado sin estar enchufado al móvil, ya que esto gasta alrededor de 0,25 vatios de energía.

Y el dejar conectado el celular cuando ya se completó la carga también es un gasto que innecesario que consume uno 2,24 vatios por hora.

Como puedes ver, nosotros somos los únicos responsables que nuestro consumo sea alto y que la energía de alguna manera termina siendo desperdiciada. Así que, toma más conciencia de las cosas que puedes evitar y empieza con el ahorro.

 

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS