Niña de 9 años murió mientras dormía tras dar positivo por COVID-19 en EE.UU.

La familia de la menor inició una campaña para recordar que la COVID-19 también puede afectar a los más jóvenes.
 

Makenzie Gongora, una menor de 9 años, murió de forma inesperada mientras dormía, tres días después de haber dado positivo a la COVID-19. Ahora su familia quiere concientizar sobre la letalidad del virus, y que este no discrimina sexo, edad, raza, o condición económica.

La menor, residente en San Antonio, Texas, se había quejado días atrás de fuertes dolores de cabeza y estómago. Al ser revisada por los médicos, se le detectó fiebre alta, por lo que su familia la llevó a realizarse un test de coronavirus que resultó positivo.

"Kenzie no tenía problemas respiratorios importantes. Todos los síntomas eran leves", dijo su tía en declaraciones al diario estadounidense Today. 

Al tratarse de un "diagnóstico leve", los médicos recomendaron que la niña guardara reposo en casa y que se controlara la fiebre y los síntomas para que, en caso de empeorar, acudieran de nuevo al hospital.

(Foto referencial)

Sin embargo, los síntomas persistieron desde que saliera del centro médico, los paliativos no hicieron efecto. En la noche antes de fallecer, Makenzie se quejó de que estaba muy cansada y se fue a dormir pronto, contó su tía. Horas más tarde, la niña no respiraba y tampoco tenía pulso; ella yacía en su cama.

Según las declaraciones de sus familiares, la menor no tenía antecedentes médicos o enfermedades crónicas que pudiesen haber precipitado su muerte.

Te puede interesar

SÍGUENOS