EE.UU. cancela el uso de la hidroxicloroquina para tratar la COVID-19

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA)levanta la autorización de urgencia del uso de hidroxicloroquina y cloroquina para tratar pacientes con COVID-19.

Estados Unidos retiró la autorización de urgencia de la hidroxicloroquina contra la COVID-19 avalados por el presidente Donald Trump, ante su falta de eficacia y preocupaciones sobre sus riesgos.

"Ya no es razonable creer que las fórmulas orales HCQ (hidroxicloroquina) y CQ (cloroquina) sean efectivas en el tratamiento de la covid-19", anotó Denise Hinton, científica principal de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en una carta.

"Tampoco es razonable creer que los beneficios conocidos y potenciales de estos productos exceden su riesgo conocido y potencial", puntualizó al hacerse de conocimiento público el fin de su uso de emergencia.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) había dado luz verde el 30 de marzo para que estos tratamientos antipalúdicos se prescribieran, solamente en hospitales, a pacientes contagiados por el nuevo coronavirus.

Como se recuerda, Donald Trump había puesto toda su esperanza en la hidroxicloroquina, cuya eficacia contra la COVID-19 nunca fue demostrada con argumentos válidos científicamente.

"Hay una buena posibilidad de que pueda tener un gran impacto. Sería una bendición si funcionara", manifestó aquel entonces Trump.

El propio presidente de Estados Unidos, más tarde, se sometió al tratamiento preventivo con hidroxicloroquina durante 15 días.

Sin embargo, la FDA advirtió el 25 de abril contra el uso de los dos antipalúdicos "fuera de un hospital o ensayos clínicos debido al riesgo de trastornos del ritmo cardíaco".

En tanto, Francia, donde el controvertido médico Didier Raoult defendió y destacó la hidroxicloroquina, prohibió su uso el 28 de mayo en el tratamiento en pacientes con coronavirus.

Te puede interesar