¿El hambre te ataca antes de dormir? Sigue estos infalibles tips

Especialista brinda algunas recomendaciones para evitar comer durante la noche.

Una de las situaciones que muchas personas han vivido es que justo antes de ir a dormir se nos despierta un hambre voraz, por lo que acudimos la refrigeradora en busca de algún alimento. Por ello, si estás buscando bajar de peso, este peculiar impulso podría convertirse en tu contra.

Ante esta situación que muchas personas se sienten identificadas, el especialista en nutrición, Silvio Schraier, explica al portal TN que este tipo de consumo por la noche se puede deber al intento por bajar de peso.

“En primer lugar, lo que hacemos los expertos cuando una persona dice tener hambre de noche, es indagar cómo come de día. Si estás 'apretándote' para bajar de peso y para entrar en la ropa que querés, por ahí te restringís demasiado durante el día, y ese es el causal del hambre de noche”, explica el especialista.

“Para bajar de peso no hay que morirse de hambre y para que eso no suceda, uno debe distribuir las comidas durante en el día. Por lo menos hacer las cuatro comidas correspondientes a desayuno, almuerzo, merienda y cena. Si es posible, hacer una colación a media mañana. Y si uno tiene hambre por la noche, otra colación”, añade el experto en nutrición.

¿Cómo evitar ingerir alimentos por impulso durante la noche?

Sobre esta situación, el especialista menciona algunas recomendaciones antes de irnos a dormir. ¡Atenta y toma nota!

- Una fruta, en especial la banana y la manzana en trozos

- Un yogurt natural bajo en grasa

- rodajas de tostadas integrales sin adicionales

- cereales de avena light

- Un puñado de frutas secas, como nueces, almendras, avellanas, o semillas sin sal

- Dos tazas chicas de pochoclo realizado en forma casera con maíz pisingallo

- Un vaso de leche descremada

- 2 o 3 fetas de jamón natural, o unas pocas fetas de queso descremado

Otra opción saludable, es agarrar media tableta de chocolate amargo, que usamos para taza y disolverla en la boca, apunta el especialista.

“Tratar de dormir una buena cantidad de horas es importante, ya que está demostrado que, si un adulto duerme menos de 7 u 8 horas, hay más propensión hacia la obesidad, diabetes e hipertensión. Cuando uno decide ir a la cama es indispensable bajar las alertas, no tener la televisión prendida, ni celular, ni tablet cerca porque la luz que emiten los dispositivos nos estimula el apetito”, finaliza Schraier.

Te puede interesar

SÍGUENOS