• https://wapa.pe/salud/1511960-tlp-bipolaridad-sintomas-tratamientos-trastorno-limitrofe-personalidad

¿Qué es el trastorno límite de la personalidad (TLP)?

Aunque es uno de los trastornos mentales de los que más se habla últimamente, el TLP sigue siendo confundido con la bipolaridad.

Lamentablemente la salud mental sigue siendo un tabú para muchas personas, lo cual provoca que además de silencio en torno a los trastornos mentales exista una gran ignorancia al respecto.

El trastorno límite de la personalidad, conocido por sus siglas como TLP, es un ejemplo de ello, por eso suele ser confundido con otro trastorno mental: la bipolaridad.

Es necesario aclarar este malentendido para poder identificar los síntomas del TLP y buscar el tratamiento adecuado para este trastorno mental.

¿Qué es el TLP?

El trastorno límite de la personalidad, llamado borderline en inglés, es una enfermedad que se caracteriza por la dificultad para regular las emociones, lo que provoca que las personas con TLP tengan estados de ánimos inestables.

La impulsividad y la sensación de abandono, sea éste real o imaginario, también caracteriza a las personas borderline, y en muchos casos suele llevarlas a tener comportamientos autodestructivos como las autolesiones y los intentos de suicidio.

Es importante señalar que el 75% de las personas que sufren de TLP son mujeres, aunque el número de hombres borderline va en aumento en los últimos años debido a que anteriormente se les solía diagnosticar a los varones con TLP como si tuvieran trastorno de estrés postraumático o depresión.

Por último, también es necesario aclarar que la diferencia entre tener TLP y ser bipolar es que el primero es un trastorno de la personalidad, mientras que el segundo es un trastorno del ánimo.

El trastorno bipolar se caracteriza por una alternancia entre fases de hipomanía (euforia, hiperactividad, impulsividad, incremento del apetito) y fases depresivas (ánimo triste, llanto, baja energía, pérdida del apetito). La duración de cada una de estas fases puede extenderse por semanas o meses, mientras que en el caso del TLP los diferentes estados emocionales tienen una duración más corta que puede ser de días u horas.

Síntomas del TLP

Si fuese necesario resumir los síntomas del TLP podríamos decir que el rasgo más destacado es la agitación emocional y su correspondiente inestabilidad.  Pero para ser más específicas, entre los síntomas del TLP encontramos los siguientes:

- Intentos repetitivos para evitar ser abandonados por sus amistades y su familia.

- Relaciones personales caracterizadas por la inestabilidad, debido a que la persona con TLP suele percibir a los demás idealizándonos o despreciándolos.

- Autopercepción distorsionada, es decir, que tiene una opinión negativa de sí misma, lo que afecta su estado de ánimo y sus relaciones interpersonales.

- Conductas impulsivas peligrosas o temerarias como el uso y abuso de drogas y alcohol, así como la práctica de sexo no seguro (sin uso de métodos anticonceptivos o para prevenir enfermedades de transmisión sexual)

NO TE PIERDAS: Cuatro señales silenciosas que indican que sufres de bipolaridad

- Comportamiento suicida o de automutilación o autolesión.

- Periodos de un estado de ánimo depresivo de gran intensidad que pueden durar unas horas o algunos días.

- Conducta iracunda que puede resultar intensa e incontrolable, y por la que luego se siente vergüenza o culpa.

- Sensación continua de aburrimiento o vacío.

Causas del TLP

El origen del TLP se basa en tres factores:

- La genética: suele presentarse debido a vínculos hereditarios, por lo que es más común que una persona con TLP tenga un familiar cercano con el mismo trastorno.

- Los factores ambientales: hay un mayor riesgo de desarrollar el trastorno si se ha sufrido traumas como abuso sexual infantil, por ejemplo.

- El cerebro: el funcionamiento del cerebro de una persona con TLP, sobre todo las áreas cerebrales que controlan las emociones y la toma de decisiones, es diferente al de una persona que no tiene este trastorno, lo que podría significar que existe una base neurológica para explicar algunos de los síntomas del TLP.

Te puede interesar