• https://wapa.pe/salud/1506430-remedios-caseros-utilizar-calmar-picaduras-pulgas-prevencion-fotogaleria

¿Cómo aliviar las picaduras de las pulgas? Conoce los mejores remedios caseros

La picadura de las pulgas puede provocar que la piel se irrite, por lo que estos remedios caseros pueden ser la solución perfecta para tratar la molestia.

Muchas veces por pasar tiempo con nuestras mascotas o estar en algún lugar de refugio de animales, entre otros, podemos ser expuestos sufrir la picadura de las pulgas, un insecto de diminuto tamaño que en algunos casos pueden generar en la piel alergias y picazón.

El tamaño de la pulga no supera los 3,3 milímetros; sin embargo, eso no le impide desplazarse con mucha velocidad a través del salto y atacar a las personas tienen contacto con la piel provocando que a los pocos minutos se genere irritación.

Por este motivo, en las siguientes líneas te dejamos algunos remedios caseros muy efectivos para aplicarlos cuando sientas algún síntoma provocado por la picadura de una pulga, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

Bicarbonato de sodio

Ingredientes

1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)

2 cucharadas de agua (20 ml)

Preparación y aplicación

Primero, forma una pasta espesa con el bicarbonato de sodio y el agua, seguidamente frótala sobre la zona afectada. Después, espera a que actúe durante 10 minutos, enjuaga y repite su uso si lo consideras necesario.

Vinagre de sidra de manzana

Ingredientes

1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml)

2 cucharadas de agua (20 ml)

Preparación y aplicación

Para iniciar, diluye el vinagre de manzana en el agua, sumerge un algodón en el líquido y aplícalo sobre la zona afectada. Repite su uso dos veces al día hasta eliminar la irritación.

Cáscara de limón

Ingredientes

La cáscara de un limón

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación y aplicación

Primero pon a hervir el agua con la cáscara de limón, déjalo a fuego mínimo durante cinco minutos y espera a que repose. Luego, cuando alcance una temperatura soportable para la piel, limpia la zona afectada y frota el remedio con la ayuda de un algodón. Recuerda usarlo dos o tres veces al día.

Aceite de lavanda

Ingredientes

8 gotas de aceite esencial de lavanda

¼ de taza de agua (62 ml)

Preparación y aplicación

Para este ingrediente lo único que tienes que hacer es diluir el aceite esencial de lavanda en agua, viértelo en un frasco con atomizador y rocíalo sobre la piel. Recuerda repetir su uso hasta calmar la irritación de la picadura.

Miel y limón

Ingredientes

4 cucharadas de miel de abejas (100 g)

2 cucharadas de jugo de limón (20 ml)

Preparación y aplicación

Empieza combinando las cucharadas de miel de abeja con el jugo de limón, caliéntalo un poco en el horno microondas. Luego, cuando alcance una temperatura soportable, frótalo sobre el área afectada. Repite su uso dos veces al día.

Es importante mencionar que, si estos remedios caseros no tienen ningún efecto y la piel sigue irritada o la molestia aumenta, debes acudir con un especialista para tratar el problema con un diagnóstico previo.

Te puede interesar