¿Caspa o psoriasis? Identifícalo a través de estos puntos clave

Conoce las diferencias para identificar si se trata de caspa o psoriasis.

Uno de los problemas más comunes que muchas personas padecen es la caspa, la cual puede ser bastante incómoda por la picazón que se da en el cuero cabelludo, por lo que nos rascamos una y otra vez; sin embargo, parece que el picor no se va.

Ante esta situación, muchas veces nos desesperamos porque a pesar de los diferentes medicamentos que ha utilizado, no se obtiene resultados. En ese momento se nos cruza en la cabeza que este problema se puede tratar de psoriasis.

Sobre esta incertidumbre, la Academia Americana de Dermatología, sostiene que una de las afecciones más comunes relacionadas con esta descamación es la caspa. No obstante, también se puede tratar de una condición médica más grave conocida como psoriasis.

Por ello, en el siguiente espacio queremos compartirte 4 puntos clave que marcan la diferencia entre la casa y la psoriasis, para que puedas identificarla y tomar las medidas más adecuadas, señalados en el portal Love is in my hair. ¡Atenta y toma nota!

Tipo de condición

La caspa es una afección que afecta alrededor de la mitad de la población mundial y que las causas que pueden provocar se encuentran la piel seca, la dermatitis seborreica o el exceso de la levadura malassezia en el cuero cabelludo.

Mientras que, la psoriasis, es una condición crónica causada por una falla en el sistema inmunológico, la cual ocasiona el aceleramiento en el ciclo de vida de las células cutáneas, lo cual provoca que las células se acumulen en la superficie de la piel, formen escamas y manchas rojas.

Aspecto de las escamas

Es importante tomar en cuenta este punto. En el caso de la caspa, la descamación de la piel se presenta en hojuelas blancas o amarillas con aspecto grasoso. Mientras que, en la psoriasis las escamas son plateadas y secas.

Presentación de la irritación

Para poder reconocer que se trata de caspa se presenta irritación en el que la piel se nota enrojecida y se concentra en el cuero cabelludo. Sin embargo, en el caso de la psoriasis, la irritación se presenta en 'placas', es decir, en lesiones rojas, secas y elevadas (con volumen) y que normalmente están cubiertas por escamas.

Cabe mencionar que, estas placas pueden extenderse más allá del cuero cabelludo y presentarse en la nuca, cerca o atrás de las orejas. Asimismo, la psoriasis puede aparecer en otra parte del cuerpo como codos, piernas, pies, manos o espalda.

Nivel de picazón

La picazón es un síntoma muy común que se puede presentar tanto en la caspa como en la psoriasis. No obstante, en el caso de la caspa esta comezón suele ser soportable y no pasa a mayores. Pero, en la psoriasis la picazón es tan intensa y puede repercutir en las actividades diarias e incluso causar noches de insomnio.

Asimismo, esta fuerte comezón se traduce en rascarse tanto el cuero cabelludo que éste puede llegar a sangrar. Además, más allá de la sensación de picor, con la psoriasis se experimenta también una sensación de ardor y dolor.

Es importante destacar que, para poder descartar cualquiera de estas dos afecciones, debes asistir con un especialista para tratarlo y evitar futuras complicaciones.

Te puede interesar

SÍGUENOS