Mujer sufre extraña enfermedad que la obliga dormir 22 horas al día

Conoce todo sobre el síndrome de Kleine-Levin.

Aunque a muchos les encantaría estar en la cama durante todo el día, este no es el caso de una mujer, quien vive a diario una pesadilla al estar por 22 horas durmiendo, perdiendo así su círculo social y afectó su vida profesional.

La historia es de Rhoda Rodríguez Diaz de 21 años, que vive en la ciudad de Leicester, Inglaterra. Ella fue diagnosticada con una rara enfermedad que la obliga a dormir 22 horas al día y que a pesar de ello continúa sintiendo un gran cansancio físico cuando está despierta.

Rhoda fue diagnosticada en la infancia con hipersomnia, una condición que se caracteriza por episodios recurrentes de somnolencia diurna y fatiga extrema. Desde pequeña, solía quedarse dormida en la escuela y no podía disfrutar de los deportes porque vivía cansada.

Sin embargo, en 2018 su diagnóstico cambió y, después de hacerle algunas pruebas, los médicos descubrieron que realmente padecía del síndrome de Kleine-Levin, también conocido como el “síndrome de la Bella Durmiente”.

La joven confesó en una entrevista con el diario británico que hay semanas en las que solo se levanta para comer o ir al baño. “La vida continúa mientras estoy durmiendo. La realidad me golpea cuando me despierto y me doy cuenta de que me he perdido una semana de mi vida”, contó angustiada.

Pero, ¿de qué trata el síndrome de la Bella Durmiente? Es una enfermedad rara de causa desconocida que se caracteriza por episodios recurrentes autolimitados de hipersomnia acompañados de alteración cognitiva y conductual, sostiene la revista de Neurología.

Síntomas

Entre los episodios, los pacientes tienen un patrón de sueño y cognitivo normal. Casos clínicos. Se presentan tres pacientes de 14 años, dos chicos y una chica. Comenzaron tras un desencadenante (vacuna, una infección respiratoria por influenza B; en el caso de la chica, coincidían con la menstruación).

Asimismo, muestran tendencia al sueño y en vigilia destacaba bradipsiquia, inquietud motora y gran labilidad emocional, con tendencia al llanto y necesidad de la presencia de los familiares.

¿Por qué se produce? Es una enfermedad muy rara y hay muy poca investigación sobre las causas que la producen. Al día de hoy tampoco existe un tratamiento probado o de prescripción primaria.

Cabe mencionar que los pacientes con el síndrome de Kleine-Levin eventualmente logran superar su condición y continuar con su vida normalmente. Mientras tanto sufren la falta de comprensión de la sociedad.

Te puede interesar