¡Sorprende a tu familia con esta ensalada de lechuga con naranja y nueces!

Para llevar una alimentación saludable, las ensaladas se convierten en tu mejor opción.

Las ensaladas son un mix de alimentos que brindan una gran cantidad de beneficios a la salud, por ello es importante tenerlo en nuestro plan alimenticio ya que posee fibra y proteínas para dejarnos llenos durante horas y evitar productos no recomendables.

Muchas personas piensan que las ensaladas son insípidas, no llena o que solamente sirve de acompañamiento; sin embargo, esto no es así. La combinación de varios alimentos pueden ser tu opción perfecta para mantenerte saludable.

Ante ello, en este artículo te presentaremos una receta, señalada en el portal Recetas gratis, para deleitar a tus papilas gustativas y que se convertirá en tu favorita. ¡Atenta y toma nota!

Ensalada de lechuga con naranja y nueces

Ingredientes

- 1 lechuga romana

- 2 naranjas

- 8 palitos de surimi

- 90 gramos de aceitunas negras sin hueso

- 6 nueces

-  1 lata de maíz dulce

- 1 puñado de cebolla frita

- 1 chorro de aceite de oliva virgen extra

- 1 pizca de sal

- 1 pizca de ajo molido

Preparación

Paso 1 Partimos la lechuga y la lavamos muy bien. La centrifugamos y la reservamos. Si no tenemos centrifugadora en casa, la ponemos en un escurridor y la dejamos para que suelte bien el agua y podamos seguir con la preparación de la ensalada de naranja y nueces.

Paso 2 Pelamos las naranjas y procuramos que no quede mucha parte blanca. Las partimos en dados y las ponemos en una fuente amplia. No pasa nada si van soltando zumo, de hecho, es mejor porque la ensalada de lechuga y naranja estará más rica.

Paso 3 Escurrimos el maíz, partimos el surimi en trocitos y los añadimos también al bol.

Paso 4 Escurrimos las aceitunas y las cortamos en rodajas. Las ponemos en la ensaladera y seguimos con la elaboración de la ensalada de naranja.

Paso 5 Incorporamos la lechuga bien escurrida, aliñamos con aceite, sal y un toque de ajo molido y removemos bien procurando no destrozar los palitos de surimi.

Paso 6 Antes de servir, abrimos las nueces y las partimos en trozos grandes con las manos. Las ponemos sobre la superficie de la ensalada de lechuga y naranja junto con un puñadito de cebolla frita. Servimos inmediatamente para evitar que se pongan blandas.

Paso 7 Podemos presentar la ensalada de lechuga con naranja y nueces en una fuente y servir a nuestros invitados.

Es importante mencionar que las hortalizas; por ejemplo, la lechuga, aportan beta-caroteno, un mineral que se transforma en vitamina A, que renueva la piel y las mucosas, así como vitamina C, que mejora la producción de colágeno, una proteína que mantiene la piel tersa y sin arrugas.

Te puede interesar

SÍGUENOS