Olvídate de las ampollas con estos increíbles remedios caseros

Muchas veces cuando usamos zapatos nuevos nuestros pies terminan con ampollas. Para evitar esto te recomendamos algunos remedios caseros.

Usar zapatos nuevos, caminatas largas con calzado inadecuado o por la larga exposición al sol, son algunas de las causas que pueden provocar la aparición de ampollas en los pies. Estas heridas son un poco difíciles de prevenir, porque a veces por más curitas que nos pongamos igual salen por otro lado, pero su tratamiento es sencillo. Existen remedios caseros de conocimiento general que ayudan a aliviar el dolor cuando aparecen estas heridas.

Para empezar, ¿qué es una ampolla? Se trata de una bolsa pequeña de piel que se levanta e inflama con líquido claro en su interior. Las ampollas se pueden salir en las manos y los pies como resultado del roce y la presión, por ejemplo: cuando usamos unos zapatos incómodos por primera vez, que no son de tu talla o que no se llegan adaptar bien a la forma de tu pie. En las manos, puede ser por no usar guantes cuando vas a manipular un martillo, una sierra o alguna otra herramienta que implique frotar constantemente.

Según la Fundación Nemours, las ampollas se suelen curar con el tiempo, solo necesitan tiempo. Para una mejor recuperación, la zona afectada debe estar limpia y seca sin que se ejerza presión o se roce. Solo es necesario el cuidado médico de estas heridas cuando se convierte en una infección.

ampollas

Aquí te dejamos algunos remedios caseros para que puedas tratar tus ampollas:

#1 Agua con sal

Este remedio casero sirve para tratar más cosas, pero también es una excelente alternativa aliviar la piel ampollada. Para esto se debe sumergir los pies o el área afectada en agua tibia mezclada con abundante sal. Como se sabe, el agua con sal ayuda a desinfectar las heridas y eliminar las bacterias que pueden generan una infección. Entre sus beneficios está el estimular la circulación y aceleración de la renovación celular.

#2 Poderoso ajo

El ajo es un condimento usado no solo para darle mejor sabor a las comidas, en la antigüedad también se ha utilizado con fines medicinales, ya que es considerado el rey de los antibióticos naturales y sus beneficios antibacterianos son ideales para cuidar las ampollas de una infección. Lo único que debes hacer es pelar un diente de ajo y sobarlo en el área afectada o también puedes sujetarlo con una gasa contra la ampolla durante unos 5 o 10 minutos.

ajos

#3 Milagroso aloe vera

El aloe vera es uno de los remedios naturales más recomendados, tiene un poder cicatrizante y de profunda absorción en la piel, es una de las plantas más utilizadas en los tratamientos de belleza. Sus propiedades hidratantes ayudarán a una rápida curación. Aplica el gel de la sábila de forma directa en la zona afectada.

aloe vera

#4 Medicinal caléndula

La caléndula es una planta medicinal con gran valor curativo. Debes aplicarlo en su versión crema o algún producto en base a esta planta. Según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Maryland manifestó que la aplicación de la caléndula apresura la curación de las heridas, cada vez que se necesite para que estimule la epitelización (acción natural de curación dérmica).

#5 Vinagre de manzana

En la antigua Grecia se usaba el vinagre de manzana para ayudar a la cicatrización, además como antibiótico. Era uno de los remedios caseros más utilizados por las abuelas para limpiar las heridas y eliminar bacterias gracias al poder antiséptico del ácido acético que tiene. Si lo  vas a usar es preferible que combines el vinagre con agua cuando lo apliques sobre la piel afectada.

ampollas2

Recuerda que si estos remedios caseros no consiguen bajar la inflamación de las ampollas, es mejor que visites a un doctor para evitar una posible infección.

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS